Actualizado hace: 7 horas 57 minutos
Deportes
Deportivo Quito a un paso de entrar a final de campeonato

Con gol de Iván Borghello, el once azulgrana venció a Liga. Sueña con la copa y el bicampeonato.su pasaporte a la final.

Lunes 16 Noviembre 2009 | 21:07

Ni todo el canto de la hinchada de Liga, ni la presión que ejerció el equipo del uruguayo Jorge Fossati, ni el hombre de menos que tenía el Deportivo Quito hicieron que se le escape el triunfo por la mínima diferencia (1-0) a los de la Plaza del Teatro, en cancha ‘alba’.
Los ‘chullas’, que jugaron con un hombre menos desde el minuto 33’ por la expulsión de Michel Castro, quedaron  a solo un punto de clasificarse a la final, a la que ya se metió el Deportivo Cuenca.
El  Quito pegó de entrada. Cuando se jugaban minutos de estudio, nada más, una corrida del argentino Marcos Pirchio abrió la ruta del triunfo para los visitantes.
El ‘gaucho’ encontró a su compatriota Iván Borghello entre los tres centrales de Liga y le envió el balón. Éste no no perdonó y su remate de cabeza se fue directo a las redes y dejó sin efecto la estirada del ‘gigantón’ Alexander Domínguez, a los 6’.
Ese gol le permitió a los dirigidos por Rubén Insúa tomar el partido con más serenidad. Sin embargo, los ‘albos’ de inmediato armaron la réplica y crecieron en su accionar, al punto de ser los  dueños absolutos del esférico. El Quito defendía bien retrasado y salía de vez en cuando al contragolpe.
En Liga, Miler Bolaños y Édison Méndez se convirtieron en los motores del equipo. A ellos se sumaron Gonzalo Chila por izquierda y Néicer Reasco por derecha.
No obstante, la deficiencia blanca estaba en el centro del ataque. Christian Lara y Víctor Estupiñán no aportaron el peso que necesitaba la ‘U’ y fueron absorbidos por los tres centrales ‘azulgrana’.
Liga también sintió la falta del  mediocampista paraguayo Enrique Vera ya que Ulises de la Cruz no lució cómodo como único volante ‘tapón’.
Los locales tenían todo a su favor para empatar. Bolaños en dos ocasiones tiró frontal a puerta, pero el golero  Johvani Ibarra se erigió como figura al atajar los disparos.
Ibarra tuvo otra intervención ante un cabezazo de Estupiñán. A los 16’ el poste le negó el  gol a Mauricio Donoso. Y las cosas se complicaron  para el Quito cuando el árbitro Carlos Vera expulsó a  Castro porque consideró que  hubo una entrada fuerte hacia Bolaños.
Insúa tuvo entonces que replantear su alineación y mandó al terreno a Pedro Esterilla por Donoso. Oswaldo Minda pasó a jugar en el centro de la zona de volantes. El complemento empezó igual que el final del primer tiempo. Liga otra vez no dio respiro a los visitantes y empujado por sus aficionados siguió insistiendo  por la igualdad.
A Reasco el palo lo dejó frustrado, luego de un disparo estupendo a los 49’. Los ‘albos’ pronto cayeron en la desesperación y las ideas pasaron a ser pelotazos. Solo Franklin Salas ponía la pelota en el piso e intentaba desbordar con sus amagues.
Hasta ‘Kinito’ Méndez confundió velocidad con apuro y un par de sus pases se perdieron por la raya de fondo.
En el Quito sobresalían  Ibarra e Iván Hurtado: ambos pusieron toda su experiencia. El arquero ‘quemó’ todo el tiempo que pudo e hizo desesperar a los rivales. Y el zaguero dio tranquilidad a sus compañeros.
Insúa se cuidó. Puso seis hombres en defensa y se quedó sin  delanteros. El más adelantado era el argentino Franco Niell, quien arrancaba desde la mitad de la cancha.
Fossati sacó a De la Cruz y su once se quedó sin el mediocampista de equilibrio. Por último mandó a Carlos Espínola como centrodelantero, para ver si le hacía un milagro. Liga jugaba a lo que salga y la virtud del Quito fue que nunca se lució desesperado. Siempre defendió con orden. Se replegó e hizo un equipo corto, al que no le sobraba nada, pero que tampoco daba pie para que los ‘azucenas’ tengan espacios. Al Quito le basta un empate ante Macará en la próxima fecha  para jugar la final.

Fuente: El Telégrafo

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala