Actualizado hace: 9 minutos
México
Sicarios matan a policía y a su hija menor en el norte de México

Un grupo de hombres armados asesinó de varios tiros a un policía y a su hija de 13 años en Ciudad Camargo, en el norteño estado de Chihuahua, informaron hoy fuentes de la fiscalía estatal.

Domingo 15 Noviembre 2009 | 18:04

Las víctimas fueron identificadas como el agente municipal Gilberto Guzmán Ramírez y su hija Zulema Guzmán.
El asesinato ocurrió ayer por la tarde, cuando el agente viajaba a bordo de una patrulla en el oeste de Camargo.
El agente contaba con más de 10 años en la corporación de vialidad y actualmente se desempeñaba como escolta del director de la sede policial, Alejandro Pérez, con quien había estado minutos antes de ser asesinado.
Este es el segundo caso en los últimos días en el que menores mueren a manos de sicarios del crimen organizado en Chihuahua, ya que el viernes pasado falleció el niño Raúl Jasiel Ramírez, de 7 años, junto a su padre en Ciudad Juárez, Chihuahua.
De acuerdo con versiones de testigos, varios sujetos dispararon contra el adulto y luego contra el menor cuanto intentó huir del ataque.
Chihuahua, fronterizo con Estados Unidos, es el estado más violento del país, en particular por los ajustes de cuentas entre distintos carteles que buscan controlar Ciudad Juárez, vecina de la estadounidense El Paso (Texas), por donde pasan drogas e ingresan armas y dinero.
En otros hechos violentos en México, el sábado fue hallado el cadáver de un militar en la ciudad de Gómez Palacio, en el norteño estado de Durango. La víctima fue identificada como Ramiro Luna.
Durango también es uno de los territorios donde los carteles están más activos y donde el pasado jueves fueron heridos de bala once jóvenes que bebían en un bar de Gómez Palacio.
Desde hace varios meses distintas fuentes, incluidos jerarcas de la Iglesia católica, aseguran que en Durango vive el capo Joaquín "El Chapo" Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa, quien pelea en varios estados del país contra carteles como el de Juárez, el Golfo y el de los hermanos Beltrán Leyva.
La violencia atribuida al crimen organizado se ha cobrado más de 6.000 vidas en lo que va de este año y 15.000 en los últimos tres años, cuando el presidente Felipe Calderón decidió combatir frontalmente con 45.000 militares y 20.000 agentes federales a los carteles.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala