Actualizado hace: 1 minuto
Nacionales
Transexual de Ecuador se queja de que nadie le da trabajo

Estrella Estévez, reconocida legalmente este año de género sexual femenino, el primer caso en Ecuador, se queja de que nadie le da empleo para vivir dignamente, publica hoy el diario El Comercio.

Domingo 15 Noviembre 2009 | 11:25

Estévez recordó que en 2007 presentó su solicitud para cambiar su identidad de género y en 2008 salió la resolución de la Defensoría del Pueblo, para que el Registro Civil modificara su identidad de hombre a mujer y le cambiaron los nombres (antes me llamaba Rolan), pero no el sexo.
La Corte Provincial de Justicia de Pichincha, a través de la III Sala de lo Penal, resolvió el pasado 25 de septiembre que el Registro Civil, de manera inmediata, cambie los datos de Estévez.
Además, dispuso que el Estado ecuatoriano, a través del servicio público de Salud, brinde las facilidades necesarias para que Stévez "pueda acceder médicamente a las condiciones necesarias para la consolidación de su identidad sexual".
El pasado 22 de octubre obtuvo su nueva cédula con sexo femenino.
Tras defender la decisión de la III Sala, el juez que redactó su texto, Ramiro García Falconí, calificó al fallo como un avance en el reconocimiento de los derechos humanos de las minorías del país.
Estévez, que vive en Quito con su madre y hermanos, aseguró que tras el cambio de identidad de género, se siente "en paz".
"Somos nueve hijos y yo soy la mayor de todos. Mi familia se dedica a actividades pequeñas para subsistir. No es que tengamos posibilidades económicas para vivir cómodamente. Hay que buscar la subsistencia cada día. Tengo 13 sobrinos, son todos chiquitos, los quiero como si fueran míos", relató.
Señaló que se ha hecho exámenes cromosómicos y de psicólogos clínicos "que documentaron lo que soy, es decir, mujer".
Comentó que no ha pensado en casarse aunque tiene un novio español que es "un hombre común y corriente", quien le ha pedido irse a Europa para casarse, según dijo.
"La cuestión no es esa, la cuestión es que mis derechos sean respetados en mi país. Si es que me caso, me caso acá (en Ecuador)", subrayó al apuntar que por ahora no pretende adoptar hijos.
Tras asegurar que ahora la reconocen públicamente y le saludan sin problema como "Estrellita", denunció que nadie le da un trabajo "para vivir dignamente".
"He presentado carpetas por todos lados y nadie me quiere dar un empleo, seguramente, por lo que soy".
"Como mujer -dijo- tengo necesidades de vestirme, de arreglarme, de comer, de divertirme. Tengo que andar buscando trabajos en casas de quehaceres domésticos para ganarme unos dólares y poder sobrevivir".
Rosario Utreras, de la Defensoría del Pueblo, comentó que lo que ha sucedido con Estévez es un precedente en derechos humanos.
"Lo que se ha producido es que ahora tiene una cédula de identidad coherente en todas sus partes. Es la misma persona. Es la primera que logra en el país que en la cédula de identidad conste el género que ella ha escogido, eso es reconocerle el derecho humano a escoger su identidad sexual. Puede casarse, si ella desea; puede adoptar niños, si se casa", dijo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala