Actualizado hace: 3 horas 25 minutos
Crónica
Restos de gasa en el interior de su cuerpo tienen a un hombre de 42 años entre la vida y la muerte

Un descuido médico mantiene a Antonio Carrillo, de 42 años de edad, asilado en una cama de hospital de Bahía de Caráquez, con una grave infección, que según los nuevos profesionales que lo atienden podría ser fatal.

Miércoles 11 Noviembre 2009 | 15:25

Los antecedentes sobre este caso se remontan a tres meses atrás, cuando Garrido, quien es oriundo de San Vicente, y que en esa época residía en la provincia de Esmeraldas presentó una apendicitis que se transformó en peritonitis al reventársele la apéndice.
Con ese cuadro de salud, el manabita acudió al hospital del Seguro Social en la mencionada provincia, donde luego de ser operado fue dado de alta con un drenaje en su cuerpo.
Pese a la operación, el estado del paciente no mejoraba y por el drenaje constantemente le salía materia. Así estuvo Antonio Carrillo por 90 días, hasta que viendo que cada día que pasaba su estado de salud empeoraba, llamó por celular a su esposa, quien vive en San Vicente para contarle que regresaría al hospital del Seguro para que los médicos lo analizaran. Fue entonces que la cónyuge le pidió que mejor se haga atender en el hospital Miguel H. Alcívar de Bahia de Caráquez.
Haciendo caso a la recomendación de su mujer, el convaleciente tomó un bus que lo trajera a su recordada tierra para inmediatamente dirigirse al hospital.
En esa casa de salud los galenos le sugirieron que se hiciera una radiografía, examen a través del cual comprobaron que el origen de la infección son las gasas y compresas que tenía en el interior.
Carrillo fue sometido a una nueva operación, sin embargo  los médicos le explicaron que por el tiempo que ha estado con la infección, se han comprometido algunos de sus órganos vitales, por lo que sugirieron el traslado del paciente a Portoviejo o a Guayaquil

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala