Actualizado hace: 13 minutos
Apagones
La sequía se agudiza y se encarece la libra de queso

Ante la falta de lluvia el fantasma de los apagones no es la única afectación que sufren los manabitas. También están la baja producción en el campo, la escasez de agua y el encarecimiento de productos como el queso.

Martes 10 Noviembre 2009 | 19:54

En los mercados la preocupación entre los usuarios es por la subida del queso, que según los vendedores se debe a la sequía.
El ama de casa Rosa Rivera ayer desistió de comprar el producto y prefirió reemplazarlo con huevos. Hace más de un mes la libra estaba a 1,50 dólares, pero ha tenido alzas paulatinas hasta llegar a costar 2,40 dólares.
La presidenta de vendedores de queso del mercado 1 de Portoviejo, Bella Carranza, indicó que la subida se debe a que hay escasez, pero no justificó que se expenda a 2,40 dólares, ya que lo máximo sería a 1,80 dólares; sin embargo, la realidad es otra.
Los que mantienen el precio son los productos agrícolas, pero según comerciantes podría haber incrementos.

Reacciones
Los agricultores también desesperan por la sequía. Marcos Pereira, de San Antonio de Rocafuerte, indicó que no tiene cómo sembrar y menos arriesgarse a preparar la tierra. “Dónde están las autoridades. Han prometido ayudarnos pero no se hace nada”, agregó.

Chone

En Chone los racionamientos y la sequía afectan al sistema de agua potable en un 30 por ciento, informó el jefe encargado, Esnay Quijije.
El jefe dijo que con los apagones, la ciudad deja de recibir tres mil metros cúbicos de agua al día. Esto porque en la planta se necesita de un electrogenerador, que incluso fue comprado por el anterior jefe, pero no funciona. Otro problema es que los ríos han bajado su nivel. Hasta el 22 de octubre tenían 224 litros por segundo y el 27 el nivel bajó a 190 litros y la tendencia continúa a la baja.

Junín
La escasez de agua también se agudiza en el cantón Junín. Quienes viven en el sitio Los Casados, que está a 20 minutos del centro de la ciudad, tienen que realizar intensas jornadas para acarrear el líquido hasta sus hogares, toda vez que las albarradas construidas para abastecer a la zona se secaron. Otro sector que sufre es Montañita, quienes viven en esa comunidad tienen que recorrer hasta dos horas en caballo para conseguir el vital líquido. El Guasmo, que es considerado el sector rural más poblado del cantón, enfrenta también la dura escasez.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala