Actualizado hace: 19 minutos
Emergencia
Domingo no habrá agua ni luz en la capital manabita

Los portovejenses no tendrán agua potable ni electricidad este domingo 8.

Jueves 05 Noviembre 2009 | 18:52

Las autoridades, tanto de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL), y de la Empresa Municipal de Alcantarillado y Agua Potable de Portoviejo (Emapap), confirmaron la ausencia de los servicios básicos debido a la instalación de dos transformadores en la subestación Portoviejo 1, ubicada en la vía a Manta, lo cual incidirá en que no se pueda bombear agua potable al centro de la ciudad.
Julio Guillén, jefe de la planta Cuatro Esquinas, explicó que  aprovecharán el desfase eléctrico para limpiar 500 metros del canal donde está la captación de agua cruda de la planta de tratamiento, para garantizar la calidad del agua que consumen los portovejenses.
Los trabajos empezarán a las 05h00 de la mañana y el bombeo de agua retornará una vez que el servicio eléctrico sea restituido.
En Quito se reúnen hoy las autoridades de la CNEL para definir el horario del corte de la energía eléctrica.

Barrios sin agua

Pero la falta de agua potable no es novedad en Portoviejo, en sectores como la ciudadela San Gregorio, más conocida como La Piñonada, y en la parroquia Picoazá, sus habitantes reclaman que porque desde hace más de cinco años el líquido vital no llega por las tuberías, y para poder cubrir sus necesidades todos los días deben comprar a los tanqueros que recorren los barrios.
Zoila Loor Tuárez vive en La Piñonada y aseguró que diariamente le toca comprar 3 tanques por 75 centavos cada uno.
"Con eso mi familia debe bañarse, comer y lavar la ropa", afirmó la ama de casa.
En Picoazá la situación no es diferente, desde el ingreso a la parroquia hasta las partes más alejadas, en los exteriores de los domicilos se pueden observar grandes recipientes plásticos, en espera que llegue un carro cisterna para que los llene de agua y así abastecer las necesidades de las familias.
Dolores Pin, quien vive en la calle Juan Montalvo, dijo que en algunas ocasiones no han podido cocinar por la falta de agua potable.

Solución lenta
El jefe de redes de la Emapap, Fabricio Villavicencio, reconoció los problemas en ambos sectores, e indicó que en el caso de Picoazá, el inconveniente se superará dentro de poco tiempo.
"Colocamos una bomba de impulsión para que el agua que es enviada al tanque elevado de 500 metros cúbicos, baje sin problemas y abastezca a las familias de la parroquia", afirmó.
En el caso de La Piñonada, indicó que a la línea de conducción que sale desde el colegio Olmedo se han conectado varias empresas, por lo cual el agua llega debilitada a la ciudadela.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala