Actualizado hace: 3 horas 28 minutos
Nacionales
Polémica por las vallas publicitarias en contra de Correa

Declarar persona no grata al presidente Rafael Correa tuvo una consecuencia mayor e inesperada para Giancarlo Zunino y Félix Pilco, presidente y vicepresidente de la Nueva Junta Cívica de Guayaquil, respectivamente.

Viernes 30 Octubre 2009 | 15:10

Ellos se encuentran detenidos desde la tarde de ayer en el Centro Provisional de Detención de la Penitenciaría del Litoral. Los trasladaron un día después de su apresamiento la madrugada del miércoles, mientras colocaban junto a cuatro personas carteles. La leyenda era: ‘Guayaquil declara persona no grata al presidente Rafael Correa Delgado’.

El fiscal de Delitos Flagrantes, Mauricio Suárez, consideró que las pancartas “propenden al separatismo”. Ese hecho es considerado como delito en el artículo 128 del Código Penal.

Por ello, el mismo día de la detención inició una instrucción fiscal por esa causa legal y el juez de Garantías Penales, Ángel Rubio, ordenó la prisión preventiva. Por su parte, el fiscal general, Washington Pesántez, defendió la actuación del también fiscal  Suárez.  

Según el art. 128, “el que públicamente y fuera de los casos previstos en este Código, incitare o fomentare por cualquier medio el separatismo (...) tendrá una sanción de seis meses a dos años de prisión...”.

Sin embargo, para Jorge Sosa, abogado defensor de los detenidos, el texto del cartel no tiene nexo causal con el delito del que Zunino y Pilco fueron acusados.

“El argumento fue que las vallas incitaban el separatismo y se atribuían a la Nueva Junta Cívica. Es un punto de vista con el que un grupo disiente con la política del Gobierno... Se ha criminalizado la libertad de expresión”, dijo.

Hace un año, la institución que era presidida por Rafael Cuesta ya fue acusada de “separatista” por Correa. Los convenios y reuniones que los dirigentes de esa agrupación hicieron con el Comité Cívico de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) fueron el argumento del Presidente. Las críticas se dieron en un momento en que en esa ciudad boliviana se aprobaba un referéndum autonómico.  

El Presidente también se refería a ellos como una “oligarquía con fines separatistas” que intentaba dividir a Guayaquil del Ecuador.

Ese hecho fue y es rechazado por la dirigencia de esa institución. Juan Carlos Sánchez, otro de sus miembros, dijo: “No promovemos el separatismo, sino la autonomía”.

Adicional a ello expresó que el objetivo de los carteles era  “recoger el sentir de la gente porque a ellos les molesta que el Presidente ofenda a Guayaquil”.

La colocación de vallas se decidió mediante una asamblea general. “Una persona no grata es quien no tiene gratitud con su ciudad, no estamos ofendiendo la majestad presidencial”.

Para el jurista Jorge Alvear la detención de Zunino y Pilco, restringe el derecho a la libertad de expresión garantizada en la Constitución.“Declarar al Presidente no grato no implica un delito y llama la atención que el juez se haya apresurado a dictar la orden de prisión cuando hay medidas alternativas.     

Esta no es la primera vez que en Guayaquil aparecen este tipo de manifestaciones. En septiembre de 2008, antes del referéndum de la Constitución, el grupo   Jóvenes unidos por Guayaquil colgó monigotes con la frase “Ahorcados por los precios, vota no”.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala