Actualizado hace: 14 minutos
Nacionales
La FEUE movilizó a sus bases

La Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE) protagonizó ayer una nueva jornada de protestas en varios puntos del país para rechazar la propuesta de Ley de Educación Superior presentada por la Senplades y por la exclusión de su presidente, Marcelo Rivera, de la mesa de diálogo con el Gobierno en donde se analiza esta normativa.

Jueves 29 Octubre 2009 | 09:35

Los mayores enfrentamientos ocurrieron en Guayaquil. Galo Mindiola, presidente de la FEUE-Guayas, desde muy temprano había anunciado que la agrupación universitaria iba a concentrarse en “cinco puntos estratégicos” de la ciudad para iniciar las movilizaciones.

Sin embargo, solo tres sectores fueron ocupados por los miembros de la FEUE. En el primero, en el puente 5 de Junio,  centro de la ciudad, se bloqueó el tráfico vehicular. Situación similar ocurrió en la avenida 25 de Julio, al sur, a la altura de la Universidad Agraria del Ecuador. Y, finalmente, cerca de 50 estudiantes obstaculizaron la calle Julián Coronel, cerca del Cementerio General.
A las 10:30, los protestantes de los tres sectores se concentraron en la avenida Delta, frente a la Universidad de Guayaquil. Luego de preparar su estrategia, cerca de quince encapuchados empezaron a lanzar piedras a los miembros de la Policía Nacional que hasta ese momento habían custodiado las movilizaciones.

Luego de varios  minutos de provocación por parte de los protestantes, los elementos armados comenzaron a disparar bombas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes, sin embargo, los estudiantes se reagruparon en el interior de la Universidad de Guayaquil.

Desde este recinto, los miembros de la FEUE lanzaron más de diez bombas de fabricación casera que impidieron que los policías se acercaran a la Universidad.

Los enfrentamientos se extendieron por más de dos horas. No se registraron  arrestados ni heridos.

Las hostilidades también se repitieron en Milagro, Santa Elena, Riobamba e Ibarra, en donde decenas de estudiantes cerraron las vías de acceso a estos cantones.

Patricio Santillán, dirigente universitario de Riobamba, hizo un llamado: “Hacer fuerza para que la nueva Ley de Educación Superior sea una ley democrática y que no sea una ley impuesta por el Gobierno”.

En esta ciudad se presentaron los mayores disturbios en el sector de la Sierra. Tres manifestantes fueron detenidos cuando estudiantes de la Universidad Nacional de Chimborazo se enfrentaban con la Policía.

Ante los hechos, el vicepresidente de la República, Lenin Moreno, exhortó a los estudiantes a mantener los canales de diálogo con el Gobierno para redactar una Ley de Educación Superior de buena calidad. “A veces hay inconvenientes, desavenencias, pero el diálogo debe ser permanente”, enfatizó.

Fuente : El Telegrafo

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala