Actualizado hace: 1 hora 5 minutos
Manabí
Apagón provincial se aplazó para el 8 de noviembre

Elber Vinces vende jugos naturales en la parroquia Tarqui de Manta, obtiene entre 35 y 40 dólares cada día del fin de semana. Cuando no hay luz no puede trabajar.

Martes 27 Octubre 2009 | 20:30

Vinces, al igual que muchos comerciantes, se siente perjudicado por las pérdidas que generará el próximo apagón de 16 horas que se anuncia en la provincia, lo que desde ya preocupa a los comerciantes, hoteleros y empresarios de la provincia.
El apagón será el próximo 8 de noviembre, según anunció ayer Gustavo Vera, gerente regional de la Corporación Nacional de Electricidad (Cnel).
El corte estaba programado para este sábado 31 de octubre, pero ante los reclamos del sector turístico, porque el apagón coincidía con el feriado de Difuntos y las fiestas de Cuenca y Manta, se solicitó el cambio de fecha a la Transelectric, explicó Vera.

Comerciantes
Sobeida Sabando, propietaria del restaurante La Corvina, en el Parque del Marisco de Tarqui, dijo que tendrán que trabajar a “media llave” en el transcurso de la próxima semana, y no acumular la compra de mariscos porque se dañan rápidamente.
Xavier Delgado, jefe de producción de la panadería “Buen Pan” de Manta, dijo que ellos tienen generación propia, aunque los equipos hacen mayores esfuerzos en su producción.
Carlos Segundo Bravo, comerciante de carne, indicó que empiezan su jornada en la madrugada y hacerlo sin luz es un peligro ante la inseguridad que vive la ciudad. Tampoco vamos a poder usar sierras cortadoras, la mayoría de nosotros ya desechó las hachas pica huesos, señaló.
De cara a la veda de las embarcaciones de arrastre, el sector turístico sería uno de los más afectados por el apagón eléctrico programado en toda la provincia.
José Ortega, propietario del hotel San Jacinto, explicó que los dueños de restaurantes están acopiando mariscos para enfrentar la próxima veda, por lo que quienes no tienen generadores eléctricos tendrán un gasto no previsto para la conservación de esos alimentos.
Ortega precisó que su hotel tiene capacidad de alojamiento para 90 personas y que al momento las reservaciones están a la mitad, igualmente indicó que los fines de semana el restaurante del hotel tiene un flujo de 300 clientes, que prevé subirá al doble durante el feriado que debía empezar el sábado, pero aún estamos con expectativas.
Janeth Barcia, propietaria de la Pizzería Napoli, miembro de la Junta Cívica de Crucita y parte del sector hotelero de dicha parroquia, indicó que tienen previsto comprar un generador para enfrentar la emergencia que se viene con el apagón de la próxima semana.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala