Actualizado hace: 5 minutos
Nacionales
Ecuador confía en que España sea la próxima en invertir en iniciativa Yasuní

La ministra ecuatoriana de Medio Ambiente, Marcela Aguiñaga, se mostró hoy confiada en que España sea el próximo país en invertir en la iniciativa ambiental Yasuní-ITT y se sume así al apoyo ya otorgado por el Gobierno alemán.

Martes 27 Octubre 2009 | 11:03

"De las últimas conversaciones -mantenidas con el Ejecutivo español- entendemos que hay buenos augurios. No sabemos todavía la cantidad, pero somos muy optimistas", dijo Aguiñaga a Efe.

La ministra ecuatoriana está en Londres acompañando al presidente Rafael Correa en su "visita académica" de tres días por el Reino Unido que acaba mañana, antes de continuar en viaje oficial a Rusia.

El ministro de Asuntos Exteriores, Fander Falconí, se pronunció hoy en esta misma dirección en un encuentro con la prensa celebrado en la capital británica, y precisó que el diálogo mantenido con otros países fue "especialmente profundo" con el Gobierno español, por lo que espera que su apoyo se concrete próximamente.

Según ya informó Roque Sevilla, presidente de la Comisión de la Iniciativa ITT, se espera que España destine en torno a 20 millones de dólares (13,4 millones de euros) anuales durante un período de 12 años a este proyecto.

La iniciativa Yasuní-ITT es un proyecto que busca dejar sin explotar un importante yacimiento ubicado en la región amazónica que pertenece a Ecuador a cambio de que el país reciba una compensación económica pagada por los países más ricos derivada de no emitir a la atmósfera los 407 millones de toneladas métricas de CO2 que generaría la gestión de este petróleo.

Concretamente, en la zona se calcula que existen 850 millones de barriles de petróleo, cuya extracción generaría entre 6.000 y 7.000 millones de dólares (entre 4.000 y 4.700 millones de euros), según las estimaciones ecuatorianas.

Correa explicó en el Instituto de Relaciones Exteriores de Londres, la Chatham House, que su objetivo es recaudar unos 350 millones de dólares (235 millones de euros) anuales hasta llegar a los 3.000 millones de dólares (más de 2.000 millones de euros), por lo que Ecuador recibiría la mitad de lo que ingresaría si comercializara ese petróleo.

Para materializar este apoyo financiero, Ecuador otorgará a los países inversores bonos similares a los derechos de emisión de CO2, los cuáles garantizarán que la cantidad donada sería devuelta -con sus respectivos intereses- en el caso de que el yacimiento petrolífero del Yasuní sea explotado en el futuro.

Tanto Falconí como Aguiñaga admitieron que se están encontrando con algunos obstáculos a la hora de recabar fondos para esta iniciativa, por lo que ya han comenzado a entablar negociaciones bilaterales.

Por el momento el Gobierno ecuatoriano ha conversado con España, Francia, Inglaterra y Alemania, aunque sólo Berlín ha concretado su apoyo, que según el Ejecutivo ecuatoriano rondaría los 50 millones de dólares durante un período de 13 años.

"Alemania ha condicionado su ayuda, de forma lógica, a que se cree un fondo fiduciario que administre los recursos para que no se mezclen con cuentas fiscales nacionales y que exista otro país que se sume y se comprometa por 13 años a destinar dinero a la iniciativa", explicó la ministra de Medio Ambiente.

El canciller precisó que con la visita a Londres se inicia una gira mundial para recabar fondos a la propuesta Yasuní-ITT.

También se ha trasladado esta propuesta a EEUU, concretamente a su secretaria de Estado, Hillary Clinton, y se trasladará a Rusia en la visita oficial a este país que comienza mañana.

Yolanda Kakabadse, miembro del Consejo de Administración del proyecto Yasuní-ITT, aseguró que con China -uno de los países más contaminantes del mundo- no han comenzado todavía las negociaciones, aunque "es un socio muy importante".

Kakabadse confirmó que el Ejecutivo francés mostró "un gran interés" en la iniciativa ambiental ecuatoriana durante un encuentro mantenido la semana pasada.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala