Actualizado hace: 2 horas 51 minutos
Nacionales
Correa habla sobre la corrupción y ataca a los medios, a los banqueros y a la iglesia

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, hizo hoy en Londres una encendida defensa de su gestión ante varios centenares de compatriotas, y culpó a los medios de comunicación, los banqueros y parte de la jerarquía eclesiástica de obstaculizar sus políticas.

Lunes 26 Octubre 2009 | 19:27

Correa dedicó buena parte de su discurso a enumerar los defectos del sistema capitalista, al que consideró causante de la crisis económica, y destacó que mientras en países como Colombia o Inglaterra la tasa de desempleo es del 12 y del 16 por ciento, respectivamente, en su país se encuentra en torno al 9 por ciento.

El presidente ecuatoriano, que visita desde hoy y hasta el miércoles el Reino Unido, compareció ante sus compatriotas en la sede de la confederación sindical británica Trade Union Congress (TUC), un auditorio que se quedó pequeño debido a la gran expectación generada.

Correa desgranó, durante más de una hora de discurso, los logros cosechados desde su llegada al poder, aunque admitió que ha habido "errores" y que existen cosas que mejorar, entre ellas reducir la corrupción "sobre todo en los niveles medios", un problema que su equipo "heredó de anteriores gobiernos".

El jefe de Estado arremetió en varias ocasiones contra los medios de comunicación nacionales, a los que acusó de "desinformar", de "estar en manos de grupos extranjeros" que desean quitarle del poder y de "inventar cada día algo nuevo" contra su persona, además de encabezar contra él "campañas de desprestigio".

"Soy católico practicante, pero lamentablemente una parte de la jerarquía eclesiástica hizo campaña contra la Constitución", recordó Correa, que también hizo referencia varias veces a los banqueros, a quienes culpó de haber provocado el "exilio forzoso" de miles de personas debido a la crisis bancaria de 1999.

El gobernante latinoamericano se enorgulleció de haber renegociado la deuda exterior y dirigió sus críticas hacia el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), EEUU y también Europa, sobre la que se preguntó "cómo podrá justificar" su política migratoria actual a las futuras generaciones.

"Es una contradicción -arguyó- pedir que se globalice el movimiento de los factores de producción y después se restrinja el movimiento del capital humano".

Además, el presidente ecuatoriano afirmó que el mayor éxito posible de su paso por el Gobierno sería conseguir que ningún ecuatoriano tuviera que salir de su país para encontrar trabajo, y calificó de "vergüenza nacional" que tres millones de compatriotas tuvieran que marcharse del país por este motivo.

Correa respondió, asimismo, a alguna de las críticas lanzadas por un representante del "Movimiento Ecuador del Reino Unido", Fidel Narváez, quien lamentó que las políticas migratorias iniciadas por el Ejecutivo no hayan llegado a Inglaterra.

De hecho, el líder ecuatoriano anunció la creación para el año que viene de una "Casa del Migrante" en la capital británica, una institución que ya existe en países como España, EEUU o Italia.

En clave interna, Correa hizo referencia a las divergencias entre su Gobierno y la comunidad indígena, la cual se opone a su política minera y de gestión del agua.

"Quiero mucho al pueblo indígena, pero quererlo no es decir que sólo tiene virtudes y ningún defecto. Hay que superar esa mentalidad típica de Latinoamérica", subrayó el dirigente ecuatoriano, al asegurar que son "gringos con plata" quienes "meten en la cabeza" a los indígenas ideas equivocadas.

Además, Rafael Correa rechazó frontalmente que el nivel de inseguridad haya aumentado desde su llegada al poder, y recalcó que sólo se ha incrementado el número de homicidios.

Aparte de su encuentro con compatriotas, el presidente ecuatoriano visitó hoy la sede de la Union Society de la Universidad de Oxford, donde pronunció una conferencia con el título "Experiencia como un cristiano de izquierda en un mundo secular".

Este martes, Correa dictará una conferencia en el londinense Instituto de Asuntos Internacionales (Chatham House), para explicar la iniciativa Yasunni-ITT, propuesta que Ecuador ha planteado al mundo para la conservación bajo tierra de miles de millones de petróleo a cambio de una compensación económica internacional.

Ese día mismo día, Correa disertará por la tarde sobre "La economía internacional y el proceso de Revolución Ciudadana en Ecuador" en una intervención ante la London School of Economics.

Ya el miércoles visitará el palacio de Westminster (sede del Parlamento británico) antes de continuar viaje con dirección a Moscú.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala