Actualizado hace: 36 minutos
Nacionales
Ecuador prepara una nueva gira de promoción de su iniciativa ambiental Yasuní

Ecuador prepara a partir de la próxima semana, y durante el mes de noviembre, una nueva gira internacional para promocionar la iniciativa ambiental Yasuní-ITT, que busca dejar sin explotar una importante reserva petrolera a cambio de un aporte económico, explicaron hoy los directivos de la propuesta.

Martes 13 Octubre 2009 | 16:56

En un encuentro con periodistas, los representantes del Gobierno ecuatoriano, entre los que se encontraba el canciller, Fander Falconí, explicaron que en las próximas semanas llevarán la propuesta a Canadá, Francia, Suecia, Bélgica, Gran Bretaña y Estados Unidos. Ese nuevo empuje se sumará a la difusión que Ecuador ya hizo en Alemania, España, Italia o el Foro de las Naciones Unidas. En Londres, donde la delegación llegará el 27 de octubre, la presentación la hará el presidente, Rafael Correa. Según explicó Yolanda Kakabadse, miembro del Consejo Administrativo de la iniciativa, esa ciudad "se ha convertido en el centro del debate sobre la estabilidad económica y su relación con el cambio climático". "Esperamos que esa presentación tenga eco en todas las capitales europeas antes de la gran reunión de Copenhague", prevista para diciembre, apuntó. La propuesta ecuatoriana persigue dejar bajo tierra cerca de 850 millones de barriles de petróleo que, se estima, existen en la reserva natural del parque Yasuní, lo que evitaría la emisión a la atmósfera de unas 407 millones de toneladas métricas de carbono. A cambio, Ecuador pide a la comunidad internacional un aporte económico de, al menos, la mitad de los fondos que generaría la explotación de crudo. De acuerdo con los datos presentados hoy, el valor estimado de la reserva de petróleo ronda los 6.000 millones de dólares, por lo que se pretenden conseguir al menos 3.000 millones, que se dedicarían al desarrollo social de las comunidades y al mantenimiento y reforestación de otras zonas naturales. Para Kakabadse, la iniciativa "es una pequeña contribución en términos globales pero una enorme contribución en términos políticos", sobre todo, en un momento en el que, a su juicio, los países están "atrancados en una negociación que parece no tener salida" en la lucha contra el cambio climático. La ambientalista recordó que el Gobierno alemán estudia la posibilidad de aportar un fondo de 50 millones de dólares por 13 años y apuntó a que la propuesta pueda convertirse en un "Protocolo Yasuní", después de que "el de Kioto está a punto de ser borrado del mapa". En ese "nuevo protocolo" podrían participar "los 12 o 14 países que comparten las mismas condiciones que Ecuador, es decir, petroleros, muy ricos en biodiversidad y con serios problemas de pobreza, como Filipinas, Malasia, Indonesia, Uganda, Nigeria y los Amazónicos", añadió. Por su parte, el canciller Falconí aseguró que la iniciativa Yasuní-ITT "rebasa con creces hacer un simple proyecto" sino que se constituye "en uno de los elementos centrales de la política internacional" ecuatoriana. A su juicio, "la gran decisión" de preservar el petróleo en el subsuelo y "mantenerlo a perpetuidad" es la de "generar una corresponsabilidad internacional frente al cambio climático" y crear un "modelo de desarrollo diferente, sostenible". Precisó que se espera que, "máximo en las primeras semanas de noviembre", el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) finalice la constitución del fideicomiso que servirá para administrar los fondos que las naciones aporten a la iniciativa.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala