Actualizado hace: 2 horas 23 minutos
Cadena Sabatina
Correa: oposición pretendió "desestabilizar" al país

El presidente Rafael Correa, advirtió que la oposición pretendió desestabilizar a su Gobierno, al tratar de aprovechar una protesta que convocó el movimiento indígena.

Sábado 10 Octubre 2009 | 13:00

En su habitual informe sabatino, Correa aseguró que, de acuerdo a la prensa, el país estaba "caotizado", aunque para el Gobierno la situación estaba controlada y con proyección al diálogo con los indígenas, que reclamaban reformas a un proyecto de Ley de Recursos Hídricos, por considerar que permitía la privatización del agua.

Además, la Unión Nacional de Educadores (UNE) suspendió el miércoles pasado una protesta, tras una reunión de diálogo con el Gobierno, y en el que se establecieron varios acuerdos para que ese sindicato del magisterio se involucre en una reforma educativa, que era criticada por los docentes.

La opinión que existía caos en el país "era parte de la conspiración, aunque no digo que los compañeros indígenas y los compañeros maestros hayan sido parte de esa conspiración, pero sí (opositores políticos) los contactaron... Pregunten" a los dirigentes de esos gremios, señaló Correa.

Además, aseveró que representantes de la oposición de derechas "les ofrecieron (a los dirigentes indígenas y del magisterio) dinero, etcétera, para tratar de desestabilizar al Gobierno".

Los opositores políticos, dijo, "aprovechándose de esos paros, exacerbados por ciertos medios de comunicación, trataron de hacer manifestaciones y otro tipo de medidas de hecho... pero se quedaron con 'los churos hechos (frustrados)', porque el país, prácticamente, no perdió la calma".

"Así que tendrá que esperar un poco esa derecha conspiradora para intentar desestabilizar al Gobierno de la revolución ciudadana", apostilló el jefe del Estado, que destacó el diálogo con indígenas y maestros, porque, según él, se pudieron resolver las preocupaciones de esos dos sectores, antiguos aliados de su administración.

Además, Correa volvió a descartar que la Ley de Recursos Hídricos pretenda privatizar el agua, como temen los indígenas, y remarcó que la norma y la Constitución, más bien, lo prohíben tajantemente.

El mandatario reprochó a la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), que convocó a la protesta, por considerar que esa medida de hecho fue un "fracaso" y asumida sin razón, ya que su Gobierno siempre ha estado dispuesto a dialogar.

También criticó la protesta de la UNE, que se mantuvo por casi un mes, e insistió en que los problemas con sectores afines al Gobierno se resuelven con el diálogo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala