Actualizado hace: 3 minutos
Nacionales
Correa dispuesto a presentar a la ONU evidencias sobre muerte de indígena

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se mostró hoy dispuesto a presentar a la ONU las evidencias sobre la muerte de un indígena shuar en las protestas contra el Gobierno para demostrar que la policía no fue responsable de dicho fallecimiento.

Sábado 03 Octubre 2009 | 11:42

En su informe semanal de labores, Correa insistió en que la policía que acudió a controlar las protestas en la provincia amazónica de Morona Santiago, llegó sin armas y reiteró que Bosco Wisum, un profesor indígena, falleció por el impacto de un perdigón.

Las protestas, lideradas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), comenzaron la medianoche del pasado domingo en rechazo a la posibilidad de que se privatice el agua, extremo negado por el Ejecutivo.

Tras la muerte del indígena, Humberto Cholango, presidente de la Ecuarunari, regional de la Conaie en la zona andina, pidió que la Iglesia católica y la Organización de las Naciones Unidas actúen como observadoras de un eventual diálogo para saldar la situación.

Wisum "cayó por perdigones asesinos de ciertos grupos violentos, incluso paramilitares", dijo Correa al asegurar que tienen fotos, vídeos y testimonios, así como los resultados de la autopsia que determinan, según dijo, que el indígena murió por el impacto de un perdigón.

"Con total hipocresía, ciertos dirigentes, estos irresponsables que llamaron a la violencia, ahora están llamando a la ONU, a la OEA, que vengan para mostrarles el perdigón, quienes dispararon", subrayó Correa.

Añadió que Wisum "cayó, perdió la vida, por los irresponsables violentos que fueron a generar violencia y recibieron a balazos, a perdigones a la policía que fue desarmada", reiteró.

El jefe de Estado insistió en que la autopsia señala que Wisum presentaba un orificio de perdigón en su cabeza, "no de bala como está diciendo cierta dirigencia shuar para culpar a policía. La policía fue desarmada, no hicieron un solo disparo", recalcó.

A su criterio, hay grupos "que se quieren aprovechar" de la actual situación para hacer pasar a su Gobierno "como represores, como asesinos y pescar a río revuelto", por lo que volvió a rechazar las actitudes "violentas e irresponsables" de grupos pequeños, dijo.

El jefe de Estado aseguró que no todos los indígenas están contra el Gobierno sino que "ciertos dirigentes (indígenas) están contra el pueblo ecuatoriano".

Para Correa, ésta ha sido una de las semanas "más duras" de su Gobierno y recordó que había advertido, con base en informes de inteligencia, que la situación de Honduras "era solo un preludio" de acciones de la extrema derecha contra gobiernos progresistas y que el siguiente sería Ecuador.

El gobernante opinó que tras las protestas en la Amazonía está el ex jefe de Estado Lucio Gutiérrez.

Ayer, el Gobierno confirmó que se suspendió una reunión de "diálogo directo", prevista para la tarde con la Conaie, que solicitó una prórroga para definir asuntos internos de esa organización.

Así lo confirmó el ministro coordinador de Seguridad Interna y Externa, Miguel Carvajal, al precisar que el Gobierno espera que la Conaie fije el día y la hora de una nueva reunión de diálogo, que busca poner fin a la protesta indígena y a las preocupaciones de ese movimiento sobre un proyecto de Ley de Recursos Hídricos.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala