Actualizado hace: 18 minutos
Manta
“Quiero justicia, mi hijo está al borde de la muerte en Manta”

La imagen de Edison Sánchez Cobeña contrasta. Uno llega y lo ve fuerte… serio. Pero cuando comienza a hablar de la historia de su hijo se descompone: llora y pide a Dios un milagro.

Viernes 02 Octubre 2009 | 17:52

Y es que hijo de 20 años de edad está inconsciente después de una supuesta mala práctica médica realizada en Manta.
“Quiero justicia, mi hijo está al borde de la muerte y ninguna autoridad hace nada. Dónde está la Ministra de Salud y este Gobierno que apoya a los ciudadanos”, dijo Sánchez.


Edison Sánchez Vélez se llama el estudiante que está internado en Cuidados Intensivos del hospital de Manta desde hace una semana luego de que en una cirugía quedara descerebrado y con pocas posibilidades de vida.
Edison Sánchez fue operado en la Clínica Manta el miércoles de la semana por una sinusitis -inflamación de las membranas mucosas-.
Los médicos le dijeron a padre e hijo en la consulta que la cirugía no era riesgosa y que luego de operarlo incluso le daban el alta médica.
La cirugía le costaría mil dólares a esta familia de Rocafuerte. El joven accedió a operarse porque no tenía clases esos días en las dos universidades donde estudiaba, la Católica y la Universidad Técnica de Manabí.
Pero el problema vendría después. Edison ingresó a quirófano a las 15h00, pero una hora más tarde los doctores dijeron que no resistió un medicamento y le dio un parocardiaco, afectádole el cerebro, por lo que fue trasladado al hospital público.
El padre señala que es una negligencia médica.
Sánchez señaló que la Dirección de Salud debería investigar porque casos como estos se han repetido en Manta y con los mismos doctores que operaron a sus hijos, eso al menos le han dicho muchas personas.
Los médicos Julio Flores Palomino, otorrinolaringólogo, y Oswaldo Álvarez, anestesiólogo fueron los que operaron a mi hijo dijo Sánchez.
Ambos doctores también trabajan en el área de Cuidados Intensivos del hospital. El padre tiene temor de que sus denuncias puedan tener alguna repercusión, pero decidió romper el silencio, ya que nadie se ha preocupado por este tipo de malas prácticas médicas y no quiere que su caso se repita.
Cristóbal Zambrano, jefe del Área de Salud, manifestó que los familiares deben denunciar el caso a la fiscalía para que se determine si hubo o no negligencia.
La mala práctica médica se reporta con mucha frecuencia, pero las denuncias son pocas en Manabí.
“Ese tipo de investigaciones no avanzan porque son los mismos médicos que son nombrados como peritos. El Estado a través de las direcciones provinciales de salud debería tomar en cuentas estas denuncias y quitarle las licencias a este tipo de médicos o suspenderlos al menos hasta que termine la investigación”, indicó Javier Zambrano, quien tiene un familiar en Cuidados Intensivos.
En Manta el año pasado una mujer parió en el baño del hospital porque la obstetriz no la atendió y el caso nunca fue sancionado.
El año pasado un médico de Montecristi fue sancionado a seis meses de prisión por que una paciente que iba a ser operada de las amigdalitis falleció cuando la intervenía. Sin embargo cumplió supuestamente su pena en la casa.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala