Actualizado hace: 13 minutos
Nacionales
Correa pide a indígenas que no sean "instrumento" de "explotadores"

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió hoy a los pueblos indígenas que no sean "instrumentos" de sus "verdaderos explotadores", en referencia a sectores de la oposición, e hizo un llamamiento a que concluyan el paro convocado este lunes por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

Miércoles 30 Septiembre 2009 | 15:47

"Hermanos indígenas, es mucho más lo que nos une que lo que nos separa (...), levantemos ese paro y sentémonos a dialogar entre hermanos", dijo Correa en el Palacio de Gobierno.

El presidente ecuatoriano insistió en que si los indígenas suspenden la medida de hecho, "con todo gusto, cuántas veces sean necesarias", se sentará a dialogar con ellos.

Correa insistió además en que las movilizaciones indígenas, que iniciaron a la medianoche de este domingo ante el temor de la privatización del agua si se aprueba una ley del Ejecutivo sobre Recursos Hidrológicos, fueron convocadas por "ciertos dirigentes", y no por el movimiento indígena.

Según él, "la gran mayoría" del movimiento indígena está con la llamada "revolución ciudadana" que impulsa su Gobierno.

El mandatario tildó de "rotundo fracaso" la medida de hecho convocada por la Conaie y solicitó a esta organización que no siga "dividiendo" y "desgastando" al pueblo, y que "ya levanten ese paro".

Una medida de hecho que Correa considera "ilegítima". "Es falso que se va a privatizar el agua, cuando hemos sido los que hemos prohibido la privatización del agua en la Constitución", argumentó el gobernante.

Asimismo, el mandatario desmintió que la Autoridad Única del Agua, que estaría a cargo de la gestión de ese recurso, acabaría con las juntas de las comunidades que tienen a cargo ahora esa tarea.

"Es un recurso estratégico que deberá ser controlado por el Estado, y es un absurdo pensar que desde Quito se va a administrar el último canal de riego" en los sectores apartados, declaró.

Por otra parte, el mandatario insistió en que las movilizaciones indígenas, que se suman al paro indefinido convocado desde hace dos semanas por la Unión Nacional de Educadores (UNE) en protesta por las nuevas disposiciones legales al magisterio, son intentos de desestabilizar a su Gobierno.

Correa realizó estas declaraciones desde la sede del Ejecutivo, en el Palacio de Carondelet, donde desde esta mañana se reunió con representantes de la Federación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), que no apoyan la protesta.

También en Quito se reunieron en Asamblea los dirigentes de la filial de la Conaie para los pueblos de la sierra andina, Ecuarunari, que critican a las directivas de la matriz, que ayer decidió suspender temporalmente el paro sin consultar a todo el movimiento.

Jorge Guamán, coordinador del grupo asambleario Pachakutik, brazo político de la Coanie, advirtió de que las decisiones "siempre son colectivas" y recordó que hay espacios en el movimiento indígena "donde se consulta, donde se debate".

Mientras, las movilizaciones indígenas se han dejado ver hoy en las provincias amazónicas de Morona Santiago y Pastaza, donde algunos indígenas han cortado carreteras.

El presidente de la Conaie, Marlon Santi, había informado el pasado lunes de la suspensión temporal de la protesta nacional que tenía el carácter de indefinida, para iniciar un diálogo con el Gobierno.

No obstante, en el interior de la organización surgieron discrepancias ante la negativa de los indígenas amazónicos de secundar la decisión de Santi, tras lo cual el propio presidente de la Conaie anunció que no conversará con delegaciones gubernamentales de bajo nivel, y que busca el contacto directo con Correa.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala