Actualizado hace: 33 minutos
Ecuador
Emelec cae derrotado ante Botafogo y está a la espera del cotejo de vuelta.

Los ecuatorianos no pudieron marcarle a un Botafogo que siempre mantuvieron las marcas y el control del balón en el medio campo. Renato y Lima anotaron para que el elenco carioca vaya con comodidad al Capwell.

Jueves 24 Septiembre 2009 | 10:48

El primer tiempo fue claramente de los cariocas.

Botafogo creó alrededor de ocho, a nueve jugadas de peligro, con constantes ataques por las bandas y pases a profundidad.

Por su parte Emelec tuvo contadas jugadas de peligro. Dos por el costado derecho, al mando de Joao Rojas, y uno en el costado izquierdo fueron los desbordes que más inquietó a la defensa del  equipo “blanquinegro”.

Lamentablemente para los ecuatorianos, en el tiempo suplementario de la primera etapa, a los 46 minutos, Renato puso el balón al fondo de las redes, tras recibir un centro desde la izquierda, en una confusión de la zaga “eléctrica” con el portero Elizaga, Renato aprovecho y marcó de golpe de cabeza.

Con el resultado a favor del Botafogo, se fueron al descanso.

En la segunda etapa la mentalidad de los azules cambio, se generaban más jugadas de riesgo en el área rival, pero no podían concretar.

Botafogo aumentaba la cuenta a los 70 minutos, Lima con otro cabezazo se agrandaba la cuenta.

A pesar de estar abajo en el marcador por dos tantos, Emelec no decaía y seguía atacando, pero el buen accionar de los defensas del Botafogo impedían esto.

Con el resultado a favor de los brasileños terminó el encuentro.

El partido de vuelta será el 30 de septiembre, en el estadio George Capwell, en la ciudad de Guayaquil.

Barcelona adelantó sus líneas y buscó con todo el arco contrario. Los de Marchesini esperaban y especulaban con el contragolpe.

Cuando más atacaba el cuadro amarillo, llegó una contra réplica celeste, que con un gran pase en profundidad encontró mal parada a la zaga visitante y al argentino Ferreira quien con velocidad quedó mano a mano con Banguera, no lo pensó dos veces y cruzó el remate que se fue a morir al fondo del arco amarillo, al minuto 65.

Los canarios sintieron el golpe y se fueron con decisión en busca del empate. Pese al gol en contra, Barcelona no desesperó. A los 69 minutos, los de Llop marcaron el gol del empate.

Matías Oyola envió un centro pasado al segundo poste, a la salida de un córner, la duda mató al portero Molina, quien se quedó a medio camino y ahí apareció Juan Samudio para igualar el marcador y devolverle la esperanza al Ídolo.

El empate agrandó a Barcelona y motivado por su hinchada que nunca dejó de alentar se fue con todo por el gol del triunfo. Macará por su lado, permitió que Barcelona creciera y se arrinconó atrás.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala