Actualizado hace: 47 minutos
Ecuador
Barcelona logró su objetivo

Barcelona logró su objetivo principal: ganar en Ambato y empezar a salir del fondo. José Luis Perlaza marcó el agónico gol del triunfo en el minuto final y los canarios salieron del fondo y ahora se ubican novenos con 38 unidades.

Jueves 24 Septiembre 2009 | 10:45

Macará y Barcelona se enfrentaba en el Estadio Bellavista, ante cerca de 10000 aficionados que llegaron hasta el estadio ambateño. La expectativa era grande, Macará tendría que hacer de juez y verdugo en el futuro canario, quienes necesitaban los tres puntos para salvar la categoría.

Los amarillos, quienes venían de empatar en el Clásico del Astillero frente a Emelec, arrancaron controlando el esférico en media cancha y arrinconando a los celestes en su campo.

Mientras que, Macará que también sumó un punto en el Clásico Ambateño frente a Técnico, esperaba al cuadro de Llop en su campo y jugaba con la desesperación visitante.

A los 5 minutos, Barcelona tuvo una clara oportunidad para ponerse en ventaja. Un centro desde la izquierda, encontró a Narciso Mina quien bajó el balón dentro del área celeste, pero le erró al remate y además se demoró demasiado y permitió la reacción del portero Molina.
 

Cuatro minutos más tarde, el Macará despertó y por fin se decidió por buscar el arco rival. A partir de allí, los celestes pusieron en aprietos a los canarios, en 3 jugadas puntuales.

La primera opción llegó a los 19 minutos, Cristian Castro envió un centro al corazón del área amarilla, en busca de Ferreira, quien se elevó y conectó un cabezazo que se fue desviado por poco. Luego, cuando corría el minuto 28, la “Zarapa” Gámez con gran habilidad cedió un pase retrasado para Fernández, quien sacó un gran remate de derecha y que no fue gol porque Banguera se lució y la mandó al córner.

A minuto seguido, otra llegada para los locales; un centro con veneno desde la derecha que se venía cerrando, fue manoteado con lo justo por Banguera, quien evitó que un ambateño cierre la pinza y marque la primera.

Los de Llop se perdieron en el campo de juego, pero intentaron sobre el final de inquietar de nuevo la portería local. Centros sin ideas y remates desviados, fueron los argumentos canarios, que no resultaron al final del primer tiempo. Con el marcador en blanco, ambos cuadros se fueron al descanso.

Para la segunda etapa, Llop trató de corregir los errores, en especial en la creación, donde ni Oyola ni Encina, estuvieron acertados.
 
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala