Miércoles 01 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 2 horas 13 minutos
DESTACADAS
Pepe
Horacio Hidrovo

Pepe

Martes 30 Junio 2009 | 21:02

Pepe Mendoza nace en medio de una ciudad con afiebrado romanticismo, el cual se proyectaría hasta la década de los años 70. Sin embargo, cabe señalar que la cuota actual de romanticismo es el vivo reflejo de una generación que sigue siendo protagonista de la vida espiritual de la Ciudad.

Pepe Mendoza Medranda es uno de esos protagonistas que, bajo el paso silencioso de las estrellas, sigue asomado en el ventanal del tiempo con su amante irrenunciable: La guitarra. Los balcones portovejenses son testigos de la magia de sus dedos que llegó a la más altas interpretaciones musicales. Muchas veces lo vi en los caminos montubios de la esperanza. Pepe siempre ha vivido con el abanico abierto; es decir, su entorno es todo Manabí, por eso sus huellas huelen a camino real, a esteros con un murmullo verde de las montañas. Resumió en las cuerdas de su guitarra el amor a nena, una especie de Beatriz Partinari, que siempre lo esperó, más allá del tiempo fracturado del bohemio. La escuela Tiburcio Macías fue la escuela de la niñez Portovejense. La letra del himno, de Horacio Hidrovo Velásquez; y la música, de Homero Cevallos Intriago, todavía limpian nuestros oídos cuando los recuerdos tejen el tiempo y los años se ajan. Carlos Alejandro Solórzano, Carlos Guadamud y José Mendoza Medranda, tres voces, tres guitarras, una misma melodía. Siempre serán recordados. El Colegio Nacional Olmedo fue algarabía de los años juveniles. Pepe entonaba la guitarra entre noches románticas. Los amigos de Pepe son muchos, un pueblo que nunca dejo de cantar, en medio de una pobreza con dignidad. El más grande titulo de Pepe: su condición humana. Los grandes como Pepe nunca se van, regresan con sus propias sandalias en las cuerdas de una guitarra.

+ NOTICIAS

La envidia pecado que pena el progreso

Guido Álava Párraga | 04:00 Desde que era un joven saliendo de la adolescencia había escuchado la expresión “Manabita come Manabita” y nunca medité sobre la verdad que contenía esta frase. Hace unos días estaba meditando sobre el pecado de la envidia, la forma como este antivalor es practicado cada vez más ya no solo por los políticos sino por jóvenes y adultos de nuestro medio para convertirse hoy, en una práctica habitual de muchos ciudadanos.

¿Preparados para las emergencias?

Alfonso Delgado González | 04:00 La verdad es que las informaciones sobre el fenómeno El Niño han venido siendo cambiantes, tanto en lo que tiene que ver con el inicio, así como con la intensidad del mismo.

muy grave

Jorge Maldonado F. | 04:00 Al comenzar la noche del lunes 29 de septiembre, se produjo un pequeño apagón en el suministro de energía eléctrica; y digo pequeño apagón, para crear la dependencia con su duración que fue cortísima y su intensidad que fue muy alta.

Octubre, mes mayor de festividades

EDITORIAL | 04:00 Con un pregón que promete ser de gran atractivo social, Portoviejo empieza hoy la celebración de sus fiestas octubrinas, en recordación a los 194 años de la independencia de la ciudad.

¡Con el Santo y la limosna!

| 14:07 Comentan las malas lenguas: Que un anciano predicador daba su charla dominical, que por su avanzada edad se equivocaba o se le olvidaban ciertos detalles. A su lado el ayudante, se encargaba en voz baja de rectificarle o recordarle; “¡Y Lázaro se levantó y andó!” exclamó el anciano Pastor, impaciente y molesto su ayudante le corrigió susurrándole al oído: “¡Y anduvo!”...idiota; haciendo gala de su aún finísimo oído e increíble imaginación, el Predicador continuó diciendo: “Y anduvo idiota… por largo tiempo”.

El 30 de septiembre en la historia

| 11:00 Fecha especial constituye el 30 de Septiembre, día en que se recuerdan acontecimientos varios que enorgullecen a los manabitas y ecuatorianos, y otro que entristece y que no debe repetirse.

¿Qué comen los americanos?

| 00:00 Los jóvenes de EE.UU. consumen pollo 4 veces a la semana Los estadounidenses consumen pollo o alimentos que contengan pollo 6,1 veces en un quincena.

La trascendencia de la bondad

| 00:00 La Biblia dictamina que los justos y bondadosos heredarán la tierra. La Bondad es la inclinación natural de hacer siempre el bien a los demás. Lo opuesto a la Bondad es la maledicencia. La reserva moral (integridad espiritual), se la debemos a los seres justos y bondadosos. Caín fue exhortado por JHVH al decirle: “Si el bien hicieres no serás enaltecido? y si no hicieres el bien, el castigo está a la puerta”. La proverbial medida que puede tazar y darle un valor agregado al hombre, se debe exclusivamente a su nivel de bondad.

La educación y el cambio

| 00:00 El proceso del país hacia la modernidad y el desarrollo enfrenta una serie de problemas necesarios de abordar y de resolver para llegar a la ansiada calidad de vida.