Viernes 19 Diciembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 15 minutos
Especial Revolución Liberal

La revolución liberal

Viernes 05 Junio 2009 | 17:18

El 5 de junio de 1895, en Guayaquil, triunfó la Revolución Liberal. De esta manera quedó proclamado como Jefe Supremo de la República el general Eloy Alfaro.

Dos semanas después José Eloy Alfaro Delgado llegó, desde Panamá, donde había permanecido exiliado, a la ciudad costera, donde fue recibido como un héroe de carácter sencillo y afable y reverenciado por muchísimos de sus compatriotas. Desde ese momento Eloy Alfaro Delgado empezó un arduo recorrido, entre combates y destierros, que lo llevaron a construir una extraordinaria obra de indudable proyección nacional, que ha sobrevivido al paso de los años y es prueba fehaciente del valor de los ideales por los que peleó el Viejo Luchador, como se lo llegó a conocer en todos los rincones de la patria. Eloy Alfaro Delgado fue el idealista de la construcción del ferrocarril del sur, mejoró la recaudación fiscal, abolió algunas contribuciones del pueblo indígena, propuso el mejoramiento y protección de la raza indígena, incorporó a la mujer a la vida pública, implantó el laicismo, organizó mejor la enseñanza universitaria, desapareció privilegios militares y eclesiásticos, entre otras tantas obras. Nada atemorizó jamás al Viejo Luchador pero los errores políticos luego de su segunda presidencia crearon un estado de fermentación social que acabó con él y con sus más cercanos allegados. Alfaro, líder de la Revolución Liberal, murió asesinado el 28 de enero de 1912, episodio que dejó una mancha negra en la historia ecuatoriana.

+ NOTICIAS

La pirotecnia, un juego para nada divertido

Sociedad | 04:00 Destacan médicos y miembros de la entidad bomberil, que la manipulación de cohetes, camaretas y otros artículos relacionados con la pirotecnia, representa un peligro que a más de causar daños físicos afecta la salud humana.