Jueves 02 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 1 hora 25 minutos
DESTACADAS
Correa y Chávez piden unidad monetaria regional

Correa y Chávez piden unidad monetaria regional

Domingo 24 Mayo 2009 | 10:53

Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Hugo Chávez, que se han reunido en Quito, solicitaron a sus socios sudamericanos afianzar el Banco del Sur y el Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE), como mecanismos para robustecer la integración regional. Correa y Chávez, que llegó el sábado a Quito, participan en el V encuentro presidencial Ecuador-Venezuelaen el palacio presidencial de Carondelet, en el centro histórico de la capital ecuatoriana, para evaluar los proyectos conjuntos entre ambos países.

En medio del encuentro, que concluirá hoy, ambos gobernantes ofrecieron una rueda de prensa en la que se refirieron a los beneficios de la integración. Chávez recordó que el Banco del Sur y el SUCRE son dos de los instrumentos que han probado varios países latinoamericanos para crear un espacio económico común. El gobernante venezolano indicó que en el marco del SUCRE, su país y Ecuador suscribieron hoy un mecanismo de compensación, que se inscribe en lo que denominó "la nueva arquitectura financiera regional". Además, recordó que Venezuela, con una aportación de 50 millones de dólares y Ecuador, con 20 millones, crearon "un fondo binacional para el desarrollo", que busca alentar a los pequeños y medianos sectores productivos. Asimismo, ambos se refirieron a los proyectos energéticos que han desarrollado en común, en los que, según Correa, se han registrado avances del 75 por ciento, aunque el mandatario ecuatoriano confió en que en la próxima reunión trimestral con Chávez el desarrollo de los convenios lleguen al cien por cien. Ni Correa ni Chávez dejaron escapar la oportunidad para criticar al capitalismo y evocar el "socialismo del siglo XXI", que ambos pregonan, e insistieron que la crisis financiera internacional es culpa del neoliberalismo. "El mundo no va a ser igual después de esta crisis" en la que "quedó pulverizado el paradigma neoliberal", apuntó Chávez, aunque dijo que todavía ve lejano el derrumbe del capitalismo en el mundo. Ambos gobernantes también criticaron a determinadas empresas de medios de comunicación en sus países, a las que acusan de formar parte de la oposición a sus gobiernos y de distorsionar informaciones que buscan lesionar sus mandatos. Correa incluso adelantó que, cuando se haga cargo de la presidencia "pro témpore" de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), propondrá crear un organismo regional que se encargue de vigilar a los medios de comunicación de la región. "Cierta prensa", según Correa, "ha sido el perro guardián del statu quo, de los intereses que siempre han primado en América Latina, en detrimento" de los pueblos de la región. Asimismo, parafraseando a pensadores liberales franceses, dijo que se ha distorsionado tanto la libertad de expresión que en su nombre, según él, se han cometido actos de corrupción y hasta crímenes. "Tenemos que enfrentar y derrotar a ese poder tan grande y tan impune", añadió Correa, que planteó la posibilidad de endurecer las leyes para "sancionar los abusos que se cometen en nombre de la libertad de expresión". Desde la creación de un organismo regional, agregó Correa, buscará "sanear una prensa corrupta, que ha sido un instrumento de dominación" de los grupos de poder. Chávez, por su parte, dijo que Ecuador debe contar con todo el apoyo venezolano para combatir este fenómeno "que ya raya en la locura". El mandatario venezolano también criticó a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que calificó de "un viejo perol que no le sirve para nada a nuestro pueblo". Hoy, ambos mandatarios tienen previsto asistir a la ceremonia de conmemoración por los 187 años de la "Batalla del Pichincha", del 24 de mayo de 1822, que selló la Independencia colonial de Ecuador. A esa conmemoración, que se efectuará en el "Templo de la Patria" de Quito, se unirá el presidente boliviano, Evo Morales, cuya participación fue revelada por Chávez y Correa en la rueda de prensa.