Actualizado hace: 6 minutos
MANTA
La próxima salida del FOL le resta categoría al aeropuerto
PISTA Un avión del servicio guardacostas de Estados Unidos permanecía ayer sobre la plataforma que ocupa el FOL. Las operaciones en el lugar han disminuido

El retiro de dos motobombas por parte del Puesto de Operaciones Avanzadas (FOL, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos de la base aérea de Manta, restó tres niveles de categoría al aeropuerto Eloy Alfaro.

Miércoles 20 Mayo 2009 | 23:15

El aeropuerto tenía categoría 10, la máxima, por la capacidad de respuesta en caso de accidentes e incendios, debido a la presencia del cuerpo de bomberos del FOL. En abril, tras retirar dos motobombas y siete bomberos del puesto en Manta, la clasificación de la pista bajó a 7, que la habilita para vuelos internacionales eventuales, aseguró el comandante del FOL, Jared Curtis. Ayer, durante un recorrido con periodistas, Curtis anunció que en septiembre, tras el retiro del destacamento de bomberos norteamericano, la categoría del aeropuerto descenderá aún más. El puesto estadounidense ha previsto para septiembre su retiro de la base aérea de Manta, donde ha permanecido los últimos diez años. Muchos de los equipos que prestaban servicio en el puesto están empacados y serán enviados en vuelos logísticos o por barcos, indicó Curtis. Según el cronograma, los vuelos y servicios aéreos del FOL se cerrarán definitivamente en julio. En agosto correrán igual suerte la cafetería y las habitaciones que ocupan los norteamericanos. En septiembre dejará de funcionar el puesto de bomberos y, al mismo tiempo, se desactivará el puesto de avanzada. La Embajada de Estados Unidos indicó que cada año se gastan unos 200.000 dólares en el mantenimiento de la pista del aeropuerto. Ahora estos gastos deberá asumirlos la Corporación Aeroportuaria Eloy Alfaro, que maneja las áreas civiles. Donarán equipos Curtis indicó ayer que una parte de los 10.000 elementos entre equipos y materiales será donada a las instituciones a las que el FOL ha apoyado durante estos años. Los servidores de computación, vehículos contra incendios y otros equipos, sobre todo los de alta tecnología, serán retirados y enviados a otros puestos similares en el mundo. En Manta se quedarán los edificios, hangares, rampas, bodegas y parte del mobiliario, conforme señala el convenio firmado en 1999 entre Ecuador y Estados Unidos. Según versiones, el FOL será instalado en Colombia. Curtis prefirió no referirse a esto. Mantener la categoría Jorge Álava, director ejecutivo de la Corporación Aeroportuaria de Manta, aseguró que la categoría actual de la pista es la 8 y que se están haciendo esfuerzos para conservarla durante este año. Esta misma categoría la mantienen actualmente los aeropuertos de Quito y Guayaquil. Pese a que Manta tenía el rango 10, no recibía vuelos internacionales. "Estamos haciendo grandes esfuerzos para no perder la categoría 8, para ello la próxima semana viajo a Miami a mantener reuniones de trabajo con autoridades aeroportuarias de esa ciudad", anunció Álava. En esas ciudades hablará de las posibilidades de compra y donaciones de equipos que requiere el aeropuerto Eloy Alfaro para mantenerse en funcionamiento. También anunció que se ha hecho contacto con similares autoridades de Nueva York para conversar sobre la necesidad de conseguir equipamiento para la pista local. Lo urgente es comprar al menos dos equipos contra incendios y recuperar un nuevo radar, agregó el funcionario. El reto para el próximo año es subir a categoría 10, a pesar de lo complejo y difícil que representa reequipar nuevamente al aeropuerto y su pista, anotó. Incertidumbre por el desempleo Con el cierre del FOL, más de 170 ecuatorianos que prestan servicios en ese enclave militar quedarán sin empleo. Uno de ellos es Paolo Ponce, un bombero nacido en Manta, que desde el año 1998 es voluntario en el cuartel central. No tiene planes concretos para después de que cierren el cuartel, aunque no descarta que deba irse a trabajar a África. Jaime Ríos, jefe del departamento de Ingeniería Civil, oriundo de Quito, trabaja desde hace diez años en el puesto. Sólo piensa en que cuando cierre el FOL deberá buscar trabajo. A Alfredo Suárez, en cambio, la suerte le será diferente. Él es militar retirado en Estados Unidos. No sabe si se quedará en Ecuador o volverá a Norteamérica. Esto último es lo más probable. Jaime Jiménez, gerente de la empresa IT&T, que da servicios logísticos al FOL, comentó que de los civiles ecuatorianos que laboran allí ya se ha despedido a una parte y ahora quedan 161 que se irán poco a poco. De los norteamericanos sólo quedan unas 50 personas, el 30 por ciento de la cifra que había hace un año. Jiménez afirmó que el personal será liquidado conforme con las leyes nacionales. No reveló el monto. Aparte, hay personal que trabaja en áreas que prestan servicios en forma indirecta, proveedores de bienes, dueños de comedores y bares a los que los norteamericanos son asiduos, a los que les disminuirán los ingresos. Se estima que el FOL inyecta unos 6,5 millones de dólares cada año a la economía mantense. Aparte, la salida del FOL afectará a entidades como el albergue infantil de Manta, las fundaciones Shekinah y Cerrito Verde, la escuela de educación especial Angélica Flores, los bomberitos de Colón y otros grupos que reciben ayuda directa del grupo militar norteamericano. historias PERSONALES Al norteamericano José Ramón García el amor lo tocó en Manta. En uno de sus días libres conoció en El Paseo Shopping a Ketty Palma Cantos y se enamoró de ella. Seis años después se casaron. Ella, oriunda de Monteoscuro, de Santa Ana, vive en Manta con García. Ahora él espera quedarse en Manabí, a compartir su vida con su esposa. García trabaja en la central de bomberos del FOL junto con Jimnie Shelton, también casado con una manabita. A ella la conoció en Manta y se casaron. Él sí espera irse a vivir con ella a Nueva York o a cualquier otra ciudad en la que le toque trabajar. En el FOL hay espacio para esas historias. Jaime Jiménez, gerente de IT&T, se lleva con él una parte de Ecuador. Sus hijos gemelos nacieron en Guayaquil hace cuatro años. Espera volver con ellos cuando tengan 15 años, a que conozcan la tierra en que llegaron al mundo. gobierno y asamblea En Quito hay expectativa por lo que ocurra con el FOL. El ministro de Relaciones Exteriores, Fander Falconí, confirmó que Estados Unidos dejará la base militar de Manta el próximo septiembre y manifestó el "júbilo" del Gobierno por recuperar "territorio y soberanía". Falconí señaló que actualmente "se están generando los mecanismos de coordinación y de diálogo" con Estados Unidos para organizar el traspaso a Ecuador y aseguró que nunca volverá a repetirse una "política de entreguismo", de ceder parte del territorio nacional. En la Asamblea Nacional, la Comisión de Relaciones Internacionales decidió visitar el FOL para elaborar un informe de las actividades que los militares norteamericanos han efectuado. Previamente, mañana, a las 21h00, en la universidad Eloy Alfaro, escucharán denuncias y posiciones respecto del FOL.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala