Actualizado hace: 31 minutos
Alfonso Delgado González
El 24 de Mayo

El 24 de Mayo es una fecha de recordación especial. Por un lado se conmemoran 187 años de la Batalla de Pichincha. Y por otro, es el día que la feligresía católica lo dedica a honrar a María, la Madre de Jesucristo.

Miércoles 20 Mayo 2009 | 22:13

Como se recordará, el 10 de Agosto de 1809 se dio en Quito el primer grito de independencia dado en América, denominado así por ser la primera manifestación pública en contra del colonialismo español. Precisamente está por cumplirse 200 años de este hecho histórico, el que no tuvo éxito de inmediato, sino más bien una consecuencia fatídica con el asesinato de los héroes nacionalistas el 2 de Agosto de 1810, todos ellos comprometidos en ese accionar patriótico. Es en Guayaquil que años después se reinicia la rebeldía criolla con la declaratoria de independencia el 9 de octubre de 1820, que luego de varias acciones se culmina con el 24 de mayo de 1822, fecha gloriosa que con la derrota de las fuerzas españolas, se abrió el camino para la independencia del Ecuador, constituyéndose así en uno de los acontecimientos de mayor trascendencia en la vida política de lo que hoy es nuestro país. Al recordar esta fecha cívica que dio por terminado un colonialismo de cerca de 300 años, queremos actualizar la valentía, el coraje y la decisión de nuestra gente, frente a actos que menoscaban los derechos ciudadanos de libertad en los diversos órdenes, haciendo votos eso sí, que nunca más sea necesario se repita un 24 de mayo de 1822, porque, el accionar transparente de la democracia jamás deberá ser conculcado por nadie ni por nada. Este domingo 24 es también un día de celebración religiosa, cuando los católicos recuerdan a la virgen María, dedicándole en esta fecha una festividad especial que culmina luego de una diversidad de actos desarrollados en homenaje a esta madre que dio todo de sí por su hijo Jesucristo. María fue escogida para que fuera la madre de Dios y ella supo desempeñar su especial condición desde el primer instante de la anunciación. Estuvo cerca de su hijo y siguió con amor, con ternura, con abnegación, resignación y devoción, todos los instantes de la pasión y muerte de Jesucristo. Por ello es que María es símbolo en el catolicismo y en las diversas advocaciones que se le rinde homenaje. En esta ocasión como a María Auxiliadora. Recordemos entonces con patriotismo este nuevo aniversario de la gloriosa Batalla de Pichincha y con fe religiosa puesta en la virgen María, en este 24 de mayo de recordación especial.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala