Actualizado hace: 20 minutos
Correa se compromete a terminar con injusticia

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se comprometió hoy, en el funeral de la líder indígena Tránsito Amaguaña, a acabar con la injusticia cuyas principales víctimas han sido los "pueblos ancestrales". Correa asistió, junto a cientos de indígenas, representantes de los distintos movimientos, líderes políticos y asambleistas, al funeral de "Mamá Amaguaña", histórica defensora de los derechos humanos de los indígenas ecuatorianos, quien falleció el pasado sábado a los cien años de edad.

Miércoles 13 Mayo 2009 | 15:18

El mandatario llegó en helicóptero a la localidad hacienda de La Chimba, en el norte de la provincia de Pichincha, donde está la casa de Amaguaña, sitio en el que se llevó a cabo el velatorio desde el pasado domingo. El jefe de Estado permaneció varios minutos ante el féretro, que fue puesto en un patio al aire libre debido a la afluencia de gente, y asistió a la misa en homenaje a la líder indígena. El líder indígena Neftalí Segundo pidió que "su corazón, su anhelo, su gran deseo se siembre en el corazón de todos los indios y las indias del pueblo ecuatoriano". "Ahora, más que nunca, necesitamos y esperamos justicia", afirmó dirigiéndose a Correa. "Delante de ella me comprometo en nombre del Gobierno Nacional y de la Revolución Ciudadana a radicalizarnos y a luchar más fuerte, compañeros, para acabar con este estado de injusticia y desigualdad, donde una de las mayores víctimas han sido nuestros pueblos ancestrales", respondió Correa. "Tránsito no ha muerto. Mujeres como ella nunca mueren", declaró el presidente, quien recordó que "aquí se han repetido esas palabras que tanto gustaban a Mamá Tránsito, como justicia, igualdad, equidad". El presidente de la Comisión Legislativa, Fernando Cordero, que entregó a la familia de la difunta la condecoración Matilde Hidalgo de Prócel al mérito político, subrayó que éste es "un homenaje como a ella le gustaba, sencillo, humilde pero sincero. Profundamente comprometido con los valores" de los pueblos ancestrales. Por su parte, el vicepresidente, Lenin Moreno, quien acudió a primeras horas de la mañana a La Chimba, declaró que "Tránsito Amaguaña fue una luchadora incansable por los derechos de los y las indígenas y todavía hay mucho trabajo que hacer, ella deja únicamente un camino trazado". El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Fánder Falconí, quien se encontraba en Bolivia, calificó ayer a la líder fallecida de "representativa gestora de la lucha por el respeto a los derechos humanos de la población ecuatoriana, en especial, la indígena". Por su parte, Humberto Cholango, presidente de Ecuarunari, una de las organizaciones indígenas más importantes del país, señaló el lunes, que "la partida de mamá Tránsito Amaguaña deja, para el movimiento indígena, una enorme pérdida y un gran vacío". Y recordó que, junto con otras personalidades, Amaguaña inició "la lucha contra la oligarquía agraria y por la recuperación de las tierras, por la educación intercultural bilingüe, por recuperar la dignidad y rebeldía del movimiento indígena" por lo que fue varias veces encarcelada "acusada de guerrillera". Tránsito Amaguaña nació en Pesillo, en la provincia de Pichincha, en 1909, participó en la creación de los primeros sindicatos agrícolas del país y, junto a otros defensores de derechos humanos, fundó la Federación Ecuatoriana de Indios en 1944. Posteriormente promovió y conformó la cooperativa agraria como uno de los mecanismos de presión social y política para exigir al Estado la entrega de tierras para los indios. Por iniciativa propia y sin apoyo del Gobierno, en 1945 inició las escuelas campesinas, fundando, en el área de Cayambe, cuatro escuelas bilingües (quichua-español), recuerda su biografía, que constata su detención al regresar de un Congreso en la Unión Soviética en 1963. Fue acusada de recibir dinero y armas soviéticas para promover la revolución en el país, algo que ella desmintió. Cecilia Miño Grijalva, autora de la biografía "Tránsito Amaguaña, heroína indígena", se refiere a ella como una "mujer indígena, analfabeta, maltratada y sumida en la pobreza" que "se entregó a la causa pese a la persecución constante".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala