Actualizado hace: 44 minutos
ANTECEDENTE
Delincuentes se "inspiraron" en el millonario robo al Banco de Brasil

El robo del Banco del Pichincha fue inspirado en el mayor robo que se cometió en Brasil en el año 2005.

Miércoles 13 Mayo 2009 | 22:16

Los delincuentes actuaron de forma casi parecida a lo que ocurrió en la ciudad de Sao Paolo el 9 de septiembre de ese año. En esa oportunidad los hampones excavaron un túnel de 80 metros durante tres meses para llegar a la cámara acorazada de la sede del Banco Central de Brasil donde se sustrajeron un botín de 67,8 millones de dólares, el mayor de la historia de ese país. En Brasil, los cacos habían alquilado un local dedicado a la venta e instalación de césped artificial que estaba ubicado frente a la sede estatal del Banco Central do Brasil y, aprovechando el fin de semana (un domingo), los delincuentes pasaron por un túnel hasta la caja fuerte del banco para sustraerse todo el dinero. A diferencia de lo ocurrido en Portoviejo, donde los delincuentes hicieron el túnel de tierra, en Brasil el túnel tenía una cubierta de plástico y de madera, además estaba perfectamente acondicionado con iluminación y un sistema de climatización. Para hacer el pasadizo de tierra en Portoviejo, los cacos trabajaron con una excavadora mecánica (topo), iluminando el túnel con pequeños fotos y colocando compresores de aire para evitar asfixiarse. A diferencia de lo ocurrido en Brasil donde no se activaron las alarmas, en el Banco del Pichincha de las calles Olmedo y Bolívar, la alarma supuestamente se activo por lo que el plan no había salido tal como lo planificaron. En el Banco de Brasil, las cámaras de seguridad y sensores de movimiento no funcionaron por lo que la Policía barajó la posibilidad de que los ladrones contaron con la ayuda de un empleado del banco. En Portoviejo la Policía sospecha que alguien que laboró en el banco proporcionó información de la ubicación exacta de la bóveda, además barajan la posibilidad de que algún experto en ingeniería colaboró en la construcción del túnel. Dos casos parecidos en muchos sentidos, pero en el caso de Brasil las autoridades del banco informaron algo de lo que en Portoviejo aún todavía se mantiene en hermetismo y difícilmente se podrá conocer: cuánto dinero se llevaron. Para acceder a la caja fuerte en Brasil, los cacos rompieron una capa de hormigón armado, que estaba reforzado con mallas de acero, de 1,10 metros de espesor. En Portoviejo los cacos accedieron a la bóveda rompiendo el piso de concreto haciendo un orificio a punta de pulso con un combo. Ambas historias tuvieron un mismo final: dos robos espectaculares, debidamente planificados y con un túnel construido casi a la perfección. CASOS PARECIDOS EN SUDAMÉRICA u EN ARGENTINA El 12 de enero del 2006: cuatro personas con capuchas ingresan al Banco Río sucursal Acassuso. Algo falló, y sonaron las alarmas. La policía rodeó el Banco porque los delincuentes tomaron a 23 rehenes. Luego de 6 horas los policías ingresan pero los delincuentes escapan por un túnel que daba a una de las paredes exteriores en un subsuelo del Banco, llevándose entre 20 y 30 millones de dólares. u EN ECUADOR 26 de julio del 2008: En Guayaquil, ladrones construyeron un túnel de 80 metros para llegar a la caja fuerte del Banco Solidario ubicado en las calles Córdova y Junín donde se sustrajeron 79.500 dólares 30 mil en joyas y 39 mil en bonos del Estado al portador. Los "profesionales" se tomaron todo el tiempo para revisar cada una de las cajas dentro de las bóvedas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala