Actualizado hace: 2 horas 37 minutos
Jorge Briones Villenas
Sueños de Perro

Con motivo de las últimas elecciones, varios ciudadanos, unos comparándose, otros decepcionados, muchos reflexivos, piensan que les asiste el derecho a considerarse potenciales candidatos a una elección popular en el futuro.

Miércoles 13 Mayo 2009 | 22:01

¿Sería este afán un sueño de perros?. Yo al menos creo que no. Mientras el potencial aspirante a una dignidad pública no tenga en su consciencia sombras de corrupción, de servilismo, de deshonestidad, de falta de moral y ética, y demuestre con hechos y no solo con palabras sus logros y servicio a la comunidad, está en pleno curso de creer que por sus capacidades, por sus ejecutorias, por su generosidad al bien común, podría servir en sus empeños de administrar la cosa pública. Ya pasó, ya se acabó la lid política, ahora a trabajar, a tomar nuevos rumbos en la ruta por estructurar una sociedad digna y placentera, orgullosa y trabajadora, culta y respetuosa, que disfrute de la obra pública construida para su beneficio y no la malogre. Que los nuevos personeros abran los ojos al ejemplo de otras urbes donde en una noche se dan varias obras de cultura: musical, teatral, poética, etcétera. Para todos los estratos: infantiles, juveniles, de antaño y de gusto común. Organizar la explotación del filón turístico es un desafío, pero en grande, con visión de futuro. Nuestro terruño es el paraíso. Hay que contrarrestar las amenazas sociales que nacen con los prostíbulos de carretera, que engendran la conformación de las pandillas citadinas. Unirse a la policía y poner en práctica las leyes de tránsito a todo nivel: autos, motos, bicicletas, tricicleros. Tanto a vehículos y peatones. Ve por los impedidos, por los adultos mayores, por las madres de bebés en brazos que requieren seguridad en las calles, en las esquinas, en los portales. El cemento es importante, la cultura lo es más. Aristóteles hace más de 2000 años dijo: “Las confrontaciones humanas más encarnizadas (controversiales) son aquellas que atañen a la sociedad y, supone, persiguen el bien común”. Suerte, señores prefectos y alcaldes de Manabí. Rodéense de personas con identidad patriótica, La Constitución os vigila. En cuatro años volveremos a reflexionar.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala