Actualizado hace: 7 minutos
AMBIENTE
Vence plazo a contaminadores

Las industrias, unas agrupadas y otras individualmente, hacen esfuerzos por mantener los niveles permisibles de contaminación tras las descargas que vierten al mar y al sistema sanitario.

Miércoles 13 Mayo 2009 | 19:07

Las procesadoras de atún, empacadoras y otras industrias localizadas en los cantones Manta, Montecristi y Jaramijó están bajo la observación del Ministerio de Ambiente, regional Manabí, tanto que hoy vence el plazo de de 30 días que otorgó a varias fábricas para que muestren un plan de manejo ambiental, ante irregularidades detectadas en la emisión de gases, ruidos, descargas y otras observaciones. Moderna planta En Los Esteros se ubica una moderna planta recicladora de aguas industriales, administrada por la empresa IROTOP, en donde diariamente se tratan 1.600 m3 de agua que generan las enlatadoras Conservas Isabel, Pespaca y Seafman. El cuidado de las descargas y la protección del medio ambiente es una inversión agregada a los gastos operativos de cada una de estas fábricas, dijo Marcelo Camacho, jefe de operación de Conservas Isabel. Conocemos que en los próximos días tenemos a 2 nuevas empresas que, al igual que nosotros, han requerido el servicio de tratamiento de las descargas, señaló. Domingo Ruiz, responsable de la planta de IROTOP, mostró el proceso de tratamiento. Se explicó que tras la llegada de las descargas a los pozos de recepción, las aguas son bombeadas a través de un filtro rotativo que retiene las últimas impurezas sólidas. De éstas se recogen casi 60 kilos diarios, dijo. Luego las aguas pasan a la piscina de homogenización para recibir el tratamiento y terminar en el DAF, equipo donde lucen suspendidas las impurezas o lodo, mientras que en la parte inferior el agua se muestra limpia y transparente para salir al mar, explicó Ruiz. Olimar Mauro Reyes, gerente de Olimar, también mostró el proceso de descontaminación de sus descargas, que no van al mar sino al alcantarillado sanitario. Nosotros tratamos los residuos con bacterias. Aquí cuidamos mucho del entorno en el que nos ubicamos, aseguró. Las grasas se quedan aquí, porque significan ganancias y se usan para la harina de pescado, dijo. Ellos ya tienen listo el plan de manejo ambiental que exige el Ministerio del ramo, a pesar de tener otro plan dirigido por el Municipio a través de su unidad de medio ambiente, se informó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala