Actualizado hace: 5 minutos
Cavaron túnel de 100 metros para robar en banco

Sobre el robo a la caja fuerte del Banco de Pichicha en Portoviejo, la policía informó que los delincuentes, entre 5 y 10, compraron un terreno a nombre de Inés Ermencia Cedeño Cevallos (residente en España) en el año 2008 y levantan un portón negro para dentro de ese predio hacer el oramen que tiene aproximadamente cuatro metros de profundidad y que se utilizó para cometer el robo considerado para muchos como "espectacular".

Lunes 11 Mayo 2009 | 21:24

Hace tres meses, según calcula un agente policial, los delincuentes empezaron a cavar el túnel que tiene 100 metros de longitud, con un metro de ancho y Apoyados con un aparato para perforar tierra (topo) y tres compresores de aire, los delincuentes con pasamontañas empezaron a trabajar en horas en que trabajadores de Conagua realizaban el reemplazo de la tubería de agua potable en las calles Olmedo, Colón y Bolívar. La investigación preliminar revela que entre los delincuentes hubo un experto en el manejo de suelos y alguien que tenía información exacta de la ubicación de la caja fuerte del banco. Una vez que llegan hasta el suelo de la bóveda, proceden a romperla y acceden para retirar, según versión policial, una cantidad aproximada de 600 mil dólares en billetes de baja denominación. La fuente policial aclara que los hampones no acceden a la caja fuerte principal de metal porque al utilizar la soldadora autógena el humo hubiera activado rápidamente la alarma del Cuerpo de Bomberos. Pasadas las 18h00 de ese domingo la alarma central del banco se activa y los delincuentes con el botín huyen por el túnel. Una vez afuera del escondite, proceden a esparcir gran cantidad de agua para tapar el túnel para evitar ser localizados. Los delincuentes no retiraron las herramientas que utilizaron para cometer el atraco, quizás porque no pensaron que la alarma se activaría en el momento del atraco. Según se informó los cacos emplearon inteligencia, rapidez y audacia, el banco no reveló oficialmente la cantidad sustraída pero aclaró que todos los recursos están asegurados. De lo que sospecha la policía es que detrás del robo estaría una banda organizada de colombianos y peruanos, sin descartar la complicidad de ecuatorianos. La noche en que se produjo el robo, agentes del GIR ingresaron por el agujero que hicieron en el banco y empezaron a cavar para tratar de llegar al lugar de origen. Sin embargo los agentes no lo lograron por la gran cantidad de tierra y lodo que se había acumulado en el túnel. La versión de los uniformados es que en el trayecto del túnel los antisociales habían dejado cables eléctricos para que si alguien los llegaba a seguir por ese trayecto recibirera una descarga. Se presume que los delincuentes huyeron la misma noche del robo y que para ello tenían listo fugar en vehículos que estaban junto al portón negro ubicado en las calles Colón y Olmedo, junto al hostal Colón.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala