Actualizado hace: 3 minutos
COSTUMBRE
Más allá de lo que se ve
práctica Sarita Vélez mientras prende un tabaco frente al altar de la virgen María Lionza

Un olor a colonia, flores y velas se mezclan en el ambiente. En las paredes de un cuarto pequeño se observan varias figuras y en una esquina reposa la imagen de la virgen a la que llaman María Lionza (Yara, la reina del amor).

Martes 12 Mayo 2009 | 17:25

Al entrar se siente un poco de temor, hay velas encendidas y tranquilidad en el lugar. Se trata del sitio de trabajo de Sarita Vélez, una espiritista que durante 22 años ha recibido la ayuda de los “espíritus”. Pero esos espíritus son buenos dice ella, ya que son su apoyo para dar un empujoncito a las personas, para que les vaya bien en todos los aspectos de su vida. Ella dice que nació con un poder especial, desde niña siempre estuvo presintiendo lo que iba a pasar y sentía una fuerza extraña en su cuerpo. Sentada en una pequeña silla enciende un tabaco, se concentra en el ritual y poco a poco va fumando, hace una pausa y dice “a ustedes les va a ir muy bien”, dirigiéndose a un equipo de El Diario que la observaba. Sarita se considera muy católica y dice que es Dios quien le ha dado poder para ayudar a los demás, a través de rituales y que existen 155 intermediarios (ángeles, espíritus y santos) para comunicarse con Dios. Ella recibe la visita de personas de diferentes lugares que van en busca de una respuesta a las cosas que les sucede. Ena Cedeño Castro, a diferencia de Sarita, es especialista en la lectura de las cartas españolas y señala que siempre dice a sus clientes lo que las cartas le revelan, y hasta ahora no se ha equivocado. Hay muchas personas que creen en estas prácticas, mientras que otras como la Psicóloga Ángela Mero, creen que no es conveniente aferrarse a este tipo de cosas que en ocasiones pueden causar dependencia y quitan la paz. Jessenia Moreira creyente u "Sarita me ayudó a recuperar a mi familia, ella trabaja para el bien con ayuda de los espíritus y de Dios". Carmen Cedeño portovejense u "Yo no creo en lo que digan las cartas o el tabaco, yo sólo creo en Dios, el es el único que sabe lo que va a pasar". María Mendoza portovejense u "No creo en estas cosas y hasta ahora no he sentido curiosidad por averiguarlo, tal vez podría ser pero no por ahora".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala