Actualizado hace: 5 horas 18 minutos
Liga (P)
Un cariño que no muere
Viaje Cuerpo técnico y jugadores de Liga (P) que se desplazaron vía aérea hasta Quito

Cuando a Mariana Mora sus hijos le preguntaron qué regalo quería por el día de las madres, ella no dudó en responder. -El pasaje para ir a Quito a ver a Liga de Portoviejo-.

Lunes 11 Mayo 2009 | 16:44

Entre sus tres hijos recogieron los 65 dólares que costaba el boleta del avión y viajó junto a los jugadores del cuadro portovejense. Mora dice no tener miedo al viajar, pero en el momento de despegar miraba con cara de preocupada y para tratar de disminuir el nerviosismo conversaba con Francisco Molina (reportero de radio Sucre) y Javier Molina. En el aeropuerto de Manta, Walter Rodríguez Cevallos, madrugó para despedir a los jugadores, él no pudo viajar debido a una dolencia física, pero a la distancia iba a hacer fuerza para que a Liga de Portoviejo le vaya bien. Pisicitello bromea En la aeronave hay un silencio sepulcral cuando de pronto Rafael Pisicitello interrumpe. "Los periodistas dicen que no tienen dinero y se dan el lujo de viajar en avión", dice en voz alta en son de broma. A su costado lo acompaña Wellington Paredes con la cabeza sobre el asiento de al frente. Está desconcertado, para él los 30 minutos que dura el vuelo son una eternidad. Al final reconoce que no le gusta transportarse en avión. Hay otros como Manuel Cotera y Pedro Corozo que ya están acostumbrados a volar, pero este último dice que no le gusta ir en avión a Loja. Diagonal al asiento de Cotera y Corozo, el volante Freddy Olivo cierra los ojos y reza en voz baja al momento de despegar el avión. Otros disimulan, leen un periódico o una revista. Es el esfuerzo que tienen que hacer, jugadores y aficionados para cumplir con una obligación. Un partido de fútbol. Ayer en un día especial lo primero que hicieron la mayoría de jugadores fue llamar a sus madres o esposas para desearles un feliz día.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala