Actualizado hace: 2 horas 48 minutos
Pedro Vincent Bowen
Otro golpe al aeropuerto

La noticia ya es oficial: ¡La FOL se va en septiembre! Dos meses antes de que se cumpla el convenio para permanecer en la base de Manta. Y, mientras los beneficiarios (dentro y fuera) del narcotráfico bailan en una pata, los yancófobos (los que odian a los gringos) aplauden a rabiar y los tontos útiles (de siempre) les hacen coro… el aeropuerto “Eloy Alfaro” está condenado a bajar de categoría.

Domingo 10 Mayo 2009 | 20:29

¿Qué significa esto, ah? Me explico: Actualmente el “Eloy Alfaro” cuenta con la máxima categoría: 10 otorgada por la NSCA (organismo mundial que califica del 1 al 10 los aeropuertos). O séase, que somos lo máximo. En Ecuador, el único. Guayaquil tiene nivel 9 y Quito nivel 8. Después de dos meses, el aeropuerto manabita, orgullo nacional, automáticamente bajará a nivel 7 (según los entendidos que hemos consultado). ¿Por qué? Porque la FOL se lleva sus vehículos e implementos para apagar el fuego de los aviones en emergencia. Se irá cargando sus sistemas especiales de aprovisionamiento de combustible en pleno vuelo. Se tirarán al hombro los aparatos con tecnología de punta que controlan la aeronavegación. Enviarán a su nuevo destino la maquinaria destinada a reparar y mantener en óptimas condiciones las pistas. Y, posiblemente, marcharán también los equipos que iluminan las pistas. Gracias al Gran Arquitecto del Universo (muchos le llaman Dios), los edificios y galpones están fundidos al suelo, sino… también los harían volar. Y tonces, cuando estemos en nivel 7 (inevitable), ¿el “Eloy Alfaro” desparecerá de las rutas aéreas internacionales? ¿Volveremos a ser lo que éramos antes de la FOL: aeropuerto doméstico, de cabotaje? Es muy probable que eso suceda. Dado a que, en tales condiciones quedamos casi en soletas (tecnológicamente hablando), y por lo tanto, nuncamente llegarán a Manta aviones de categoría D y E, o séase, aquellos que transportan 400 y más pasajeros, como los que llevan y traen turistas del Asia. ¿Qué nos queda? ¿Sentarnos a llorar sobre la leche derramada? Por supuesto que no. Tenemos que actuar. Y rápido. Empezando con una reunión de los líderes y las autoridades de la provincia. Objetivo: Delinear una estrategia con puntos concretos: 1) Exigir al presidente Correa que sacrifique uno de sus monólogos sabatinos y venga a Manabí a explicarnos su razón para dejar en el limbo al aeropuerto “Eloy Alfaro”. Ni lo maneja la DAC, ni permite a la CORPAM una total autonomía, como la tuvo originalmente, con relativo éxito; y, Gestionar que el BEDE (con la venia “diarriba”) preste a la CORPAM por lo menos un melón de cholo-dólares para que se puedan adquirir los implementos que hagan falta para recuperar la categoría 10 del aeropuerto “Eloy Alfaro” que está condenado a perder con la salida irreversible de la FOL. "Aeropuerto “Eloy Alfaro”, condenado a bajar de categoría"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala