Actualizado hace: 42 minutos
Alfonso Delgado González
El día de la Madre

El segundo domingo de Mayo, es decir, el próximo 10, está dedicado a celebrar el día universal de La Madre. Y en medio de este fragor político que vive el país, como consecuencia del proceso electoral último, en que mucho se ha hecho y mucho se ha dicho en contra de lo que debió ser un acto democrático y transparente, en contra de lo que debió haber sido el pronunciamiento popular en las urnas, sin trampas ni mañoserías, antes, durante y después de esas elecciones generales, tenemos que hacer un alto para dedicar nuestra atención y nuestro cariño a ese ser que hasta Dios lo quiso tener: La Madre.

Miércoles 06 Mayo 2009 | 21:02

Sí. La Madre de todos. La Madre del mundo. La Madre que todo ser la ha tenido. Unos, con la dicha de poderla homenajear en persona propia. Otros, elevando una oración en su memoria y depositando una flor en su tumba. Porque ese día la Madre pasa a ser el eje de todo nuestro accionar. Pasa a constituir el centro a través del cual se reúne la familia, recibiendo esta la dulce y tierna mirada de ese ser al que todos amamos. Ese ser que desde la concepción nos prodiga cariño y ternura. Ese ser que resume en sí la palabra amor. Porque el amor de madre es único e irremplazable. El amor de una madre no tiene diferencias por situaciones de raza o social. No hay hijo malo para una madre. El corazón de madre es inmenso e irradia calor y afecto a toda su descendencia. Es por todo lo que significa la Madre, que todos los que provenimos de ella la honramos, la veneramos, la admiramos y la amamos todos los días. Pero, se ha querido dedicarle un día especial y ese es el segundo domingo de Mayo. Mayo, el mes de María la madre de Jesucristo, la madre de Dios hecho hombre. Y es entonces este domingo 10 que está dedicado a homenajear a todas las madres del mundo. A las madres de aquí y de allá, a las madres del campo y la ciudad. A las madres todas. Porque todas, como madres que han sido, tienen descendencia; y es esa descendencia la que se encargará este domingo de homenajearla y expresarle a ella todo el cariño que se merece. No es necesario manifestarse con regalos materiales si no se tiene los medios para hacerlo, suficiente con exteriorizar nuestro amor hacia ella, lo que la haría feliz aunque sea por ese día o ese instante. Pero, hagámoslo dándole lo mejor de nosotros hacia ella. Ella, la mujer que nos trajo al mundo y que ha sido parte de nuestra existencia, porque como hijo fuimos parte de su ser. Saludamos desde ya a todas las madres del mundo y anticipadamente deseamos que no haya madre que se quede sin recibir ese justo y merecido homenaje. Homenaje al que no sumamos los que ya no la tenemos. ¡Salud madre del mundo! En este día dedicado a ustedes.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala