Actualizado hace: 15 minutos
Erwin G. Valdiviezo S.
Polvo, lodo y huecos

Aunque resulte duro decirlo (y aceptarlo) esa es la nueva identidad de Portoviejo, que de a poco se ha ido deteriorando hasta convertirse en un gran lodazal con unas pocas lluvias y en la más grande nube de polvo cuando está seco, que complementado con la gran cantidad de huecos y daños en sus calles (casi todas) dan la impresión o que aquí no hay quién ponga orden o que cada uno de nosotros hace lo que nos viene en ganas.

Martes 05 Mayo 2009 | 20:02

Y claro que muchos entendemos que “las molestias de hoy serán el bienestar del mañana” por lo de las obras de infraestructura que se construyen (y que son fundamentales) pero de allí a que los contratistas tanto del agua potable como el alcantarillado hagan lo que les dé la gana, hay una diferencia muy grande y que tiene que ser acortada por la municipalidad en este caso para que ponga un alto a quienes creen que pueden hacer y deshacer y sin que nadie les diga nada. Abren zanjas, colocan tubería, rellenan con la misma tierra, no compactan, vuelven a abrir, ponen más tierra y lo que sobran no lo recogen, llueve y lodo contigo o polvo hasta en la comida ¡y nadie dice nada! Y eso también grafica que la fiscalización de las obras ahora más que nunca no trabaja (y se llevan la plata) o que a sabiendas que la actual administración ya está por concluir su periodo (y como ocurre siempre) ya no le hacen caso y eso es terrible porque hay que “mandar” hasta el ultimo día. Cuidado sea que se espere que la comunidad reaccione y le “pase factura” a contratistas, fiscalizadores y jefes departamentales de la Municipalidad, quienes hasta ahora tienen “justificaciones” tan disimiles como infantiles, pues nadie se “come el cuento” que las calles rotas, las aceras dañadas o la reposición de asfalto no se da porque no hay cemento, asfalto o material pétreo ¡cuento! En otros lados arreglan, en Portoviejo no y eso habla muy mal de los responsables de la ciudad y sus proyectos. Se anuncia una “minga” para los próximos días, y con toda seguridad la comunidad participará activamente, y lo hará para “paliar” en algo los corajes que se pasan en esta ciudad destruida, pero cuidado con que algunos estén pensando que ello “tapará” la irresponsabilidad de quienes tienen que dejar calles y aceras tal como estaban antes de la obra y que tienen que cumplir, pues en una ciudad como Portoviejo donde todos nos conocemos, será muy difícil que se olvide o perdone quienes so pretexto de construir infraestructura básica, han destruido casi todo lo superficial y más aun el hígado y pensamiento de miles de Portovejenses.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala