Actualizado hace: 15 minutos
Fernando Naranjo-Villacís | fnaranjo@gye.satnet.net
Provechosa integración

Que los niños lleguen a la empresa a compartir momentos con sus padres para familiarizarse con las diarias actividades…me pareció novedosa la idea y es precisamente lo que ocurrió con el programa implementado por la Corporación Nacional de Telecomunicaciones para lograr una mejor integración afectiva de sus colaboradores.

Lunes 04 Mayo 2009 | 15:59

El objetivo principal, que los pequeños de 5 a 11 años, conozcan las labores que realizan sus padres. Así tendrán un tema de conversación que los motivará a comprender de manera más cercana y más humana las responsabilidades que tienen sus progenitores en la empresa. Conocer el lugar donde laboran, recorrer las instalaciones, las oficinas, saludar a las compañeras y compañeros. Enterarse de lo que hacen, cómo lo hacen, a quiénes les toca atender y brindar un eficiente servicio. En Guayaquil se desarrolló esta interesante actividad con un cronograma debidamente planificado. A las 08h30 arribaron los hijos con sus padres a los respetivos sitios de trabajo. 10h30 se les ofreció un refrigerio. 12h00 trasladaron a los niños al edificio del Correo para que conozcan las áreas de Conmutación y Contact Center. 12h30 Fueron al Centro Infantil, donde almorzaron. 14h00 disfrutaron con una función de títeres y posteriormente videos sobre temas de responsabilidad social y familiar. 16h30 una charla con los padres y concluyó con la entrega de presentes. Sin lugar a dudas, fue un tiempo muy gratificante para los niños quienes disfrutaron con novedosas experiencias que aportarán a una mayor comprensión de lo que significa el trabajo y como fruto de aquello, el cumplimiento de las diversas responsabilidades familiares que les permiten a sus padres costearlas con el sueldo mensual que reciben como remuneración por el esmerado desempeño en su diaria labor. El trabajo además de ser un medio de subsistencia, constituye una forma de realización personal y de aporte a la comunidad, en definitiva, es una actividad esencial pues le da sentido a la vida. El amor y el trabajo, deben ir de la mano; una persona debe amar su trabajo, amar lo que hace, para que no solamente sea una fuente de ingreso económico. También debe ser una fuente de gozo para de esta manera poder vivir la vida a plenitud. Para los niños será esta experiencia una lección perdurable que más adelante servirá para calzar la huella de sus padres quienes supieron dar buen ejemplo de trabajo, capacidad y honestidad para ganar el pan de cada día, con decencia y fortalecer la institución familiar con dignidad, amor y comprensión.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala