Actualizado hace: 1 hora 25 minutos
Liga de Quito golea 3-0 a Barcelona en Casa Blanca

Liga de Quito sigue siendo un equipo fuerte en casa y hoy lo demostró ante Barcelona al cual lo goleó por tres a cero en una exhibición de fútbol agresivo y contundente. Desde el inicio del compromiso Liga Deportiva Universitaria salió determinada a olvidar la eliminación copera, y no tardó absolutamente nada en someter, con un gran nivel de juego, a un Barcelona parco, algo nervioso y al que le costaba asentarse en el terreno de juego.

Domingo 03 Mayo 2009 | 13:42

Producto de este dominio, el marcador se abriría a los 8 minutos de juego, cuando Ambrossi se juntó con Manso por izquierda, y el volante centró para un Claudio Bieler presto para disparar y convertir un verdadero golazo que adelantaba a los locales. Antes, a los 5 minutos, Manso combinó con Bieler, pero éste no supo habilitar a un Calderón que estaba a tiro de definición; luego, a los 12, Ambrossi ganó las espaldas de los defensores, pero cuando se perfilaba para marcar la segunda, apareció Giovanni Espinoza para salvar a su equipo; una jugada de fantasía se produjo a los 15 minutos, cuando Neicer Reasco y Manso la hicieron de trapo por derecha, centrando para un Paúl Ambrossi que se la perdió absolutamente solo. Después del arrasador inicio, poco a poco los Universitarios le quitaron el pie del acelerador, aunque siempre dosificando los esfuerzos de sus jugadores; Barcelona, por su parte, consiguió llegar en un par de oportunidades hasta el arco de Domínguez, pero únicamente en una de ellas con verdadero peligro. A los 21 minutos Alexander Domínguez cometió un grueso error que por poco capitaliza Giovanni Nazareno, sin embargo, el meta logró corregir a tiempo y quedarse con la pelota; Liga contestó a los 25, luego de que Neicer Reasco ejecutara un tiro libre sesgado a la derecha, y dejando a un Jairo Campos que se perdió la segunda conquista absolutamente solo. En la parte final de la primera etapa, el conjunto Ídolo del Astillero se adueñó de la cancha y la pelota, llegando con mucho peligro con jugadas bien elaboradas, pero careciendo por completo de poder en ofensiva; mientras que Liga se mostraba cauto y en varios contragolpes dio la impresión de que podía hacer más. Corría el minuto 41 cuando Raúl Román ejecutó un tiro libre, al que llegó completamente solo un Giovanni Espinoza que la mandó afuera de manera increíble, y ante el completo estatismo de un Alexander Domínguez que se limitó a hacer vista. La segunda parte arrancó con idénticas circunstancias que la primera, es decir, con una Liga Deportiva Universitaria volcada al ataque por completo, y mostrando que cuando se decide a jugar, es capaz de superar abruptamente a un Barcelona de Guayaquil que rápido se dio cuenta de la necesidad de contar con otro delantero en el campo de juego. La más clara del compromiso se registró a los 12 minutos de juego, cuando Damián Manso cobró un tiro libre aparentemente a modo de centro, que fue tomando una magnífica comba hasta estrellarse en el poste. El vendaval pronto caería en Casa Blanca. El Barcelona de Guayaquil era un verdadero desastres sobre el césped, y un equipo Albo completamente entonado comenzó a hacer lo que quería en la cancha de los amarillos. Tras un dominio tremendo llegaría el segundo del partido, a los 19 minutos, cuando Manso metió una pincelada para Bieler, que eludió sin fortuna al arquero, pero que aguantó la pelota para centrar y permitir que Walter Calderón la mande a guardar; la tercera, y la de la goleada, caería a los 29, después de que Manso habilitó a Vera y éste, en jugada inteligente, aguantó la pelota y centró para un Claudio Bieler que estuvo listo para derrotar a Máximo Bangüera. Tras cuernos palos para los toreros, ya que poco después Fernando Hidalgo perdió la cabeza, propinó una patada desleal y se fue a los vestuarios con cartulina roja. Sobre el final del compromiso las cosas no cambiaron. Jorge Fossati sacó a Manso para que reciba los merecidos aplausos de la hinchada, e ingresó a un Franklin Salas fresco y que puso de cabeza al bloque defensivo de Benito Floro. A los 39 minutos Danny Vera volvió a aguantar la marca y pasó para el Mago, que con sutil toque estuvo muy cerca de aumentar la cuenta; dos minutos después y volvió a aparecer Salas, esta vez tocando con Urrutia en el uno dos, pero nuevamente sin fortuna de cara a la puerta contraria. Fuente: www.futbolecuador.com
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala