Actualizado hace: 2 horas 56 minutos
Enrique Delgado Coppiano
Reflexión, decisión, ideología y obras

Pese a los cortos de la campaña electoral, la existencia de numerosos órganos de difusión social: prensa escrita, radio y televisión, indudablemente que consiguen poner al día a la opinión ciudadana para que, luego de 48 horas sin anuncios ni ofertas, el gran público, el soberano que es el pueblo, deba mañana domingo, 26 de abril del 2009, tener una clara conciencia de que va ha ejercer la mas libérrima y apropiada decisión para elegir a quienes manejarán la cosa pública en los futuros 4 años de vida republicana, en organismos que en forma ascendentes serán: juntas parroquiales, municipios y alcaldías, consejos provinciales y prefecturas, asambleístas para el futuro parlamento y presidente y vicepresidente de la República. La responsabilidad es grande, nosotros nos daremos los dirigentes que creemos convenientes; y no podemos equivocarnos.

Sábado 25 Abril 2009 | 21:08

Existe una gran mayoría que no está de acuerdo en que se encasille a los gobiernos como de izquierda, centro o derecha, desde el punto de vista ideológico. Una gran parte del conglomerado social no hace muchos distingos sobre estos conceptos; pero si son claros cuando ampliamente manifiestan que existen derechos inalienables e irrenunciables de los que no se puede prescindir en el ejercicio democrático: la libertad de expresión, la libertad de cultos, la no discriminación por razones de raza, economía, sexo o credo, reconociendo que el derecho de cada uno avanza hasta donde no lesione el derecho de los demás. Pero, al mismo tiempo, en estados con alto índice demográfico como nuestro Ecuador, no hay duda de que las necesidades elementales se han incrementado a un mayor número de personas, mientras la pobreza también ha ganado terreno; y, entonces, la multitud, valida de los mismos medios comunicacionales, logra identificar a hombres-obras, ciudadanos ejecutivos que en desempeño de las funciones públicas han logrado mediante la planificación, rectitud administrativa y honrado manejo de los fondos públicos, llevar soluciones prácticas a los críticos problemas de las comunidades, en salud pública, atención a niños y ancianos, educación de calidad, comunicación en vías y con tecnología apropiada, sin descuidar los servicios básicos como agua potable y electrificación. Todo esto, añadiendo elementos de producción para la creación de puestos de trabajo seguro, que es en estos momentos la más grande demanda de todos los ciudadanos de todas las condiciones sociales: ganarse el bienestar de su hogar con el sudor de su frente, con inversión nacional o extranjera que abra nuestra producción y el comercio hacia todo el mundo. Porque en las necesidades de los pueblos no existen ideologías noveleras, sino opciones prácticas de economía y finanzas que concluyen a llevar el bienestar sustentable y sostenido, en este caso a todo el pueblo ecuatoriano. En nuestro VOTO está puesta nuestra esperanza y realidad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala