Viernes 24 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 46 minutos
DESTACADAS
TRADICIÓN

Las santas tradiciones de Manabí

Jueves 09 Abril 2009 | 21:47

Con pasos lentos, pero con la firmeza que le da la fe y sus 73 años, María Emilia Moreira de Castro, habitante de la Cdla. Briones de San Pablo, llegó a las 10h00 hasta la Catedral de Portoviejo, con lágrimas en los ojos e hincada de rodillas dio gracias a Dios por su vida, la de sus 13 hijos y todos los milagros que le ha concedido.

Esta es la forma en que ella, empieza a vivir la Semana Santa. "Estamos en una época de reflexión, por eso debemos reconciliarnos con nuestro Padre y dar gracias por todo lo que nos da", dijo la feligrés. Diversidad de tradiciones Al igual que María Moreira, los manabitas tienen muchas formas para vivir la Semana Mayor, desde el apego a las Santas Escrituras, hasta el desconocimiento total de por qué hay un feriado de 3 días. El tiempo lo cambia todo Conforme pasan los años, algunas tradiciones se pierden o se mantienen en un mínimo grado, es el caso de ciertas personas que desde el Domingo de Ramos hasta el de Resurrección, se abstienen de comer carne, utilizar machetes o martillos y hasta bañarse, por respeto al padecimiento de Jesucristo. Otros con apego bíblico, desde hoy participan en la Misa Crismal, el lavatorio de pies y la última cena, en lo que se denomina una anticipación del inicio del Trido Pascual con el que el mundo católico revive la pasión, muerte y resurrección del Hijo de Dios. Y también están otros, muchos de los cuales se denominan católicos, que no participan de ninguna de las opciones anteriores y prefieren disfrutar de los balnearios, sin temor de “convertirse en pescado”. Costumbre gastronómica Una costumbre muy particular, es la que se mantiene en la zona rural de la provincia, especialmente en los cantones de la zona norte, en donde es común que a partir de hoy, se sirvan 12 platos, compuestos en su mayoría por lácteos, verduras, enlatados marinos y pescados; entre estos platillos, son famosos; el suero blanco, el arroz de leche, legumbres rellenas como la achocha y el pimiento, y el fréjol graneado. Esta costumbre que también se repite el viernes pero con invitados;, se deriva de la representación de los doce Apóstoles de Jesucristo y su relación con la última cena. UNA TRADICIÓN REALIZADA POR 18 AÑOS Ayer se volvió a escenificar el Vía Crucis en el sector de Las Cumbres, en la calle 20 de Julio de la parroquia San Pablo de Portoviejo. Germán Delgado, del grupo Espínola, destacó que llevan 18 años con la tradición. Julio Macías y otros vecinos representaron todas las estaciones de la Fe.