Viernes 31 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 12 minutos
DESTACADAS
Melvyn O. Herrera C.

Clemente Yerovi, el presidente que no se encariñó con el poder

Lunes 23 Marzo 2009 | 21:58

El 28 de marzo de 1966 Ecuador estaba al borde del caos: nueve días de paro, universidades al desaparecer, muertos, heridos y cientos de prisioneros era el saldo de la lucha del pueblo contra la dictadura militar. Con disturbios en casi todo el país, el Estado Mayor presionó a la Junta Militar que cesara en sus funciones.

Al día después, con la anuencia de altos oficiales del Ejército, en el Ministerio de Defensa, las fuerzas políticas y las cámaras de la producción designaron presidente provisional a don Clemente Yerovi Indaburu, quien juró la presidencia a la edad de 62 años. Yerovi se propuso tres metas: convocar a elecciones para que una Asamblea designe a su sucesor; reflotar la economía nacional; e irse del poder en cuanto se instale la Asamblea. Cumplió su propósito al pie de la letra. Aplicó medidas de choque por el peligroso desequilibrio fiscal, la pérdida de las reservas internacionales y el crecimiento inflacionario; reajustó el presupuesto del Estado y adoptó medidas monetarias correctivas; con éstas, Yerovi logró recuperar la economía y afirmar la estabilidad monetaria. El pueblo tomó con madurez la amarga medicina, porque la imagen del presidente daba confianza, lo que no había sucedido con las medidas de la Junta Militar, en conjunto, más benignas. Otra obra destacable, fueron las bases legales para la construcción del puente sobre el río Guayas. Una vez elegido el presidente de la Asamblea, Yerovi le envió su renuncia irrevocable y después de menos de 8 meses de ejercer la Presidencia de la República, manejando su automóvil particular regresó ese mismo día al Guayaquil de sus amores. "Goberné con las maletas hechas", confesó; además, "mientras tuvo lugar mi corta actuación al frente de los destinos de la Patria, todos los días sin faltar ninguno, me encomendaba a Dios pidiéndole 3 cosas: equivocarme lo menos posible; llegar a la Constituyente que era el mandato a cumplir; y finalmente, no tomarle cariño al Poder; creo que estos favores me fueron otorgados". Yerovi no pronunciaba fogosos discursos, “Eso se lo dejo para Velasco Ibarra y Arroyo del Río”, decía, y se recuerda que él no mostró preferencias por partido o político alguno; si éstos querían dinero para alguna obra, él recalcaba que estaba para cuidar el erario nacional y que no ofrecía lo que no podía cumplir. Yerovi nunca respondió a los ataques -que si existieron- y jamás insultó; él decía que tenía que trabajar, y así lo hacía. Cuando los políticos y buena parte del Ecuador le pidieron que prosiga en su gestión, respondió: “Mi palabra está por sobre todo; a mí me ofrecieron estar por meses y hay que dar ejemplo al país; hay que enseñarle a los políticos que se debe cumplir con la palabra”.

+ NOTICIAS

Las vías de comunicación

Oswaldo Vélez Ortiz | 04:00 E l desarrollo de los pueblos está íntimamente ligado a las vías de comunicación, sean éstas terrestres, aéreas, marítimas, fluviales; y actualmente el Internet, que es la vía más rápida y expedita a nivel mundial. Por eso algunos países, en donde se limita el uso de esta tecnología, sufren el atraso en diferentes campos; sin embargo algunos creen que no es así e importan técnicos que vienen con esas falencias, resultando el remedio peor la enfermedad. En los últimos días constaté el trabajo que viene realizando el Consejo Provincial de Manabí, abriendo y ampliando la vía a El Florón que, unirá La Pila por un lado y la “Colón-Quimis” por otro.

Dejar hacer, dejar pasar

Lenin Delgado Rodríguez | 04:00 En Portoviejo el primer banco que funcionó fue el Banco del Fomento, ubicado en la esquina de las calles Olmedo y Córdova. Después de pocos años se construyó el actual frente al Ilustre cabildo de Portoviejo. Es una construcción de cemento armado de tres pisos, más el club para empleados.

La restauración conservadora (I)

Isaac Avellán Cedeño | 04:00 El discurso oficialista, repetido una y otra vez, advierte sobre el peligro de una “restauración conservadora” que conduciría al país a “volver al pasado”, terminar con “todo lo alcanzado”, por lo que es imprescindible defender la continuidad de la denominada “revolución ciudadana”.

Los valores cívicos

René Maugé Mosquera | 04:00 C ívico es lo patriótico, que implica la serie de cualidades que caracterizan al buen ciudadano, así que también llamamos virtudes y valores cívicos, como el amor a la patria, la responsabilidad, el trabajo, la honestidad,

Honrar al Escudo Nacional como símbolo patrio

EDITORIAL | 04:00 E l Congreso de Ecuador, el año 1900 dispuso que anualmente el 31 de octubre se celebrara con honores el Día del Escudo Nacional, como una manera de perennizar el respeto que la nación le debe a uno de los tres símbolos de la patria ecuatoriana. El decreto conlleva la obligación de los gobiernos a difundir el significado del escudo, características y elementos que lo integran.

LA PRESA POZA HONDA

Milton Bowen Rivera | 04:00 C omo manabita de corazón nacido en Portoviejo, me place saber que a una hora de la capital Portoviejo, fundada por el capitán español Francisco Pacheco el 12 de marzo de 1535, se encuentra la conocida presa Poza Honda, que por muchos años nos ha dotado del líquido vital de la vida en la zona central de la provincia de Manabí, y que se ha convertido en un atractivo turístico.

CRÓNICAS DE NOÉ ANTES DEL DILUVIO 

Bernardo Avellán Vélez | 04:00 Era el año 84 de la vida de Noé, y Enós el nieto de Adán había muerto a la edad de 905 años. Cuando el patriarca Noé contaba con 179 años de su vida, Cainán el hijo de Enós, murió, y todos sus días fueron 910 años. Así nos relata el libro judío de Jaser sobre la historiología de los patriarcas bíblicos, en remembranza de los primeros padres de la humanidad.

EL CANTOR DEL PUEBLO

Libertad Regalado E. | 04:00 E n 1940, en una casita de caña, en el sitio Dos Bocas, donde se unen el río Guineal que viene de las montañas de Noboa y el río Calvo que baja de la montaña de Jaboncillo y forman el Río Puca, nació Zoilo Agustín Mieles Mieles, a quien lo conocen como “Zoimieles” Estudió tres años en la escuela Joaquín Olmedo, creada en el año 1905, y el cuarto grado lo hizo de forma particular, ya que en la escuela no pudo seguir estudiando. Recuerda haber aprendido de memoria el libro “Semillitas”.

Inapropiada forma de financiar a Solca

EDITORIAL EL DIARIO | 04:00 L uego de años de abolición, justamente por parte del presidente Rafael Correa, vuelve un impuesto sobre los créditos para financiar a la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca), y otros entes que combaten el mal.