Jueves 24 Abril 2014 | ACTUALIZADO HACE: 59 minutos
Melvyn O. Herrera C.

Clemente Yerovi, el presidente que no se encariñó con el poder

Lunes 23 Marzo 2009 | 21:58

El 28 de marzo de 1966 Ecuador estaba al borde del caos: nueve días de paro, universidades al desaparecer, muertos, heridos y cientos de prisioneros era el saldo de la lucha del pueblo contra la dictadura militar. Con disturbios en casi todo el país, el Estado Mayor presionó a la Junta Militar que cesara en sus funciones.

Al día después, con la anuencia de altos oficiales del Ejército, en el Ministerio de Defensa, las fuerzas políticas y las cámaras de la producción designaron presidente provisional a don Clemente Yerovi Indaburu, quien juró la presidencia a la edad de 62 años. Yerovi se propuso tres metas: convocar a elecciones para que una Asamblea designe a su sucesor; reflotar la economía nacional; e irse del poder en cuanto se instale la Asamblea. Cumplió su propósito al pie de la letra. Aplicó medidas de choque por el peligroso desequilibrio fiscal, la pérdida de las reservas internacionales y el crecimiento inflacionario; reajustó el presupuesto del Estado y adoptó medidas monetarias correctivas; con éstas, Yerovi logró recuperar la economía y afirmar la estabilidad monetaria. El pueblo tomó con madurez la amarga medicina, porque la imagen del presidente daba confianza, lo que no había sucedido con las medidas de la Junta Militar, en conjunto, más benignas. Otra obra destacable, fueron las bases legales para la construcción del puente sobre el río Guayas. Una vez elegido el presidente de la Asamblea, Yerovi le envió su renuncia irrevocable y después de menos de 8 meses de ejercer la Presidencia de la República, manejando su automóvil particular regresó ese mismo día al Guayaquil de sus amores. "Goberné con las maletas hechas", confesó; además, "mientras tuvo lugar mi corta actuación al frente de los destinos de la Patria, todos los días sin faltar ninguno, me encomendaba a Dios pidiéndole 3 cosas: equivocarme lo menos posible; llegar a la Constituyente que era el mandato a cumplir; y finalmente, no tomarle cariño al Poder; creo que estos favores me fueron otorgados". Yerovi no pronunciaba fogosos discursos, “Eso se lo dejo para Velasco Ibarra y Arroyo del Río”, decía, y se recuerda que él no mostró preferencias por partido o político alguno; si éstos querían dinero para alguna obra, él recalcaba que estaba para cuidar el erario nacional y que no ofrecía lo que no podía cumplir. Yerovi nunca respondió a los ataques -que si existieron- y jamás insultó; él decía que tenía que trabajar, y así lo hacía. Cuando los políticos y buena parte del Ecuador le pidieron que prosiga en su gestión, respondió: “Mi palabra está por sobre todo; a mí me ofrecieron estar por meses y hay que dar ejemplo al país; hay que enseñarle a los políticos que se debe cumplir con la palabra”.

+ NOTICIAS

Lección Pos electoral

| 04:00 Diversas interpretaciones se han dado –y seguirán dando- de los comicios del pasado 23 de febrero por los resultados, en razón de la agenda de triunfalismo que tuvieron –así lo aparentaban en público- los que consideraron tener mejor opción, especialmente el movimiento Alianza Pais que confiaba captar todas las primeras dignidades, y también aquellos que manifestaban – y manifiestan- “coincidir” con la Revolución Ciudadana, aunque forman parte de otros movimientos y partidos.

La educación en Valores en casa

| 04:00 A lguna vez nosotros como padres nos hemos preguntado ¿qué estamos haciendo en casa para evitar tanta agresividad, drogadicción, mal actuar de los adolescentes? Antes de juzgar a los colegios que no hacen nada o que en las instituciones educativas hay pandillas, droga, agresividad (bullying); debemos reconocer que hay mucho libertinaje en los hogares, no hay control de salida y llegada de los adolescentes.

BILINGÜISMO E INTERCULTURALIDAD

| 04:00 ¿Desde cuándo estos términos se inscriben en la educación ecuatoriana? ¿Acaso desde la Reforma Curricular de 1996, o desde la Ley de Educación del 2011?. Lo cierto es que tanto el bilingüismo como la interculturalidad se vienen dando desde hace muchas décadas y los pioneros en Ecuador han sido personas de nacionalidad kichwa.

Mejor control de accidentes en el puerto

| 04:00 La fuga de gas amoníaco en una embarcación pesquera, acoderada en el puerto de Manta, provocó ayer una tragedia al perecer cinco personas y dejar un número considerable de afectados que inhalaron el químico. Algunos en condiciones graves están siendo atendidos en los centros de salud de la ciudad.

Suicidarse en una moto

| 04:00 Invitado por la extensión universitaria de la Uleam y mi inolvidable exalumna Eneida Loor, en dos o tres oportunidades tuve que trasladarme a El Carmen y permanecer allí un par de semanas.

La apertura de clases

| 04:00 Con el inicio de las matrículas, prácticamente comenzó el período escolar 2014 – 2015 en el régimen Costa.

¡Qué precio tan alto!

| 04:00 T odos quienes mes a mes nos dejamos caer por la Empresa Eléctrica para pagar por el consumo de energía, sabemos que es realmente costoso; para cada familia, la provisión de electricidad es el servicio básico de mayor precio, lo que nos mantiene permanentemente pensando en la forma en que podríamos reducir ese consumo.

Conservar la artesanía popular manabita

EDITORIAL | 04:00 E l lunes de esta semana, El Diario difundió la información de dos hermanas que han dedicado su vida a la elaboración de objetos de barro de tradicional uso popular, principalmente de ollas, jarras y otros artículos que aún se siguen usando, sobre todo en el campo.

Periodismo

| 03:00 Hola amigos. Los nuevos periodistas son nativos digitales, siguen investigando y se comprometen con el optimismo y la honestidad. Por cierto, no son todos. Son pocos. Pero esos pocos fortalecen el futuro del periodismo. En Ecuador ya no nos llaman periodistas a quienes ejercemos el periodismo. Nos llaman comunicadores sociales. Así está en la Ley Orgánica de Comunicación (LOC). A mis 70 años soy un sobreviviente del periodismo. Me inicio en 1962 bajo la guía del maestro Silvio Burbano; también fue mi compañero profesor en el Colegio San José, donde inicié la docencia casi al concluir mis 17 años.