Martes 30 Septiembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 22 minutos
DESTACADAS
Melvyn O. Herrera C.

Clemente Yerovi, el presidente que no se encariñó con el poder

Lunes 23 Marzo 2009 | 21:58

El 28 de marzo de 1966 Ecuador estaba al borde del caos: nueve días de paro, universidades al desaparecer, muertos, heridos y cientos de prisioneros era el saldo de la lucha del pueblo contra la dictadura militar. Con disturbios en casi todo el país, el Estado Mayor presionó a la Junta Militar que cesara en sus funciones.

Al día después, con la anuencia de altos oficiales del Ejército, en el Ministerio de Defensa, las fuerzas políticas y las cámaras de la producción designaron presidente provisional a don Clemente Yerovi Indaburu, quien juró la presidencia a la edad de 62 años. Yerovi se propuso tres metas: convocar a elecciones para que una Asamblea designe a su sucesor; reflotar la economía nacional; e irse del poder en cuanto se instale la Asamblea. Cumplió su propósito al pie de la letra. Aplicó medidas de choque por el peligroso desequilibrio fiscal, la pérdida de las reservas internacionales y el crecimiento inflacionario; reajustó el presupuesto del Estado y adoptó medidas monetarias correctivas; con éstas, Yerovi logró recuperar la economía y afirmar la estabilidad monetaria. El pueblo tomó con madurez la amarga medicina, porque la imagen del presidente daba confianza, lo que no había sucedido con las medidas de la Junta Militar, en conjunto, más benignas. Otra obra destacable, fueron las bases legales para la construcción del puente sobre el río Guayas. Una vez elegido el presidente de la Asamblea, Yerovi le envió su renuncia irrevocable y después de menos de 8 meses de ejercer la Presidencia de la República, manejando su automóvil particular regresó ese mismo día al Guayaquil de sus amores. "Goberné con las maletas hechas", confesó; además, "mientras tuvo lugar mi corta actuación al frente de los destinos de la Patria, todos los días sin faltar ninguno, me encomendaba a Dios pidiéndole 3 cosas: equivocarme lo menos posible; llegar a la Constituyente que era el mandato a cumplir; y finalmente, no tomarle cariño al Poder; creo que estos favores me fueron otorgados". Yerovi no pronunciaba fogosos discursos, “Eso se lo dejo para Velasco Ibarra y Arroyo del Río”, decía, y se recuerda que él no mostró preferencias por partido o político alguno; si éstos querían dinero para alguna obra, él recalcaba que estaba para cuidar el erario nacional y que no ofrecía lo que no podía cumplir. Yerovi nunca respondió a los ataques -que si existieron- y jamás insultó; él decía que tenía que trabajar, y así lo hacía. Cuando los políticos y buena parte del Ecuador le pidieron que prosiga en su gestión, respondió: “Mi palabra está por sobre todo; a mí me ofrecieron estar por meses y hay que dar ejemplo al país; hay que enseñarle a los políticos que se debe cumplir con la palabra”.

+ NOTICIAS

¡Con el Santo y la limosna!

| 14:07 Comentan las malas lenguas: Que un anciano predicador daba su charla dominical, que por su avanzada edad se equivocaba o se le olvidaban ciertos detalles. A su lado el ayudante, se encargaba en voz baja de rectificarle o recordarle; “¡Y Lázaro se levantó y andó!” exclamó el anciano Pastor, impaciente y molesto su ayudante le corrigió susurrándole al oído: “¡Y anduvo!”...idiota; haciendo gala de su aún finísimo oído e increíble imaginación, el Predicador continuó diciendo: “Y anduvo idiota… por largo tiempo”.

El 30 de septiembre en la historia

| 11:00 Fecha especial constituye el 30 de Septiembre, día en que se recuerdan acontecimientos varios que enorgullecen a los manabitas y ecuatorianos, y otro que entristece y que no debe repetirse.

¿Qué comen los americanos?

| 00:00 Los jóvenes de EE.UU. consumen pollo 4 veces a la semana Los estadounidenses consumen pollo o alimentos que contengan pollo 6,1 veces en un quincena.

La trascendencia de la bondad

| 00:00 La Biblia dictamina que los justos y bondadosos heredarán la tierra. La Bondad es la inclinación natural de hacer siempre el bien a los demás. Lo opuesto a la Bondad es la maledicencia. La reserva moral (integridad espiritual), se la debemos a los seres justos y bondadosos. Caín fue exhortado por JHVH al decirle: “Si el bien hicieres no serás enaltecido? y si no hicieres el bien, el castigo está a la puerta”. La proverbial medida que puede tazar y darle un valor agregado al hombre, se debe exclusivamente a su nivel de bondad.

La educación y el cambio

| 00:00 El proceso del país hacia la modernidad y el desarrollo enfrenta una serie de problemas necesarios de abordar y de resolver para llegar a la ansiada calidad de vida.

Lo que más se necesita

Opinión del día | 14:41 Comenzar el día con paz es la clave.

Trabajo en equipo

| 04:00 Esto de trabajar juntos para lograr un objetivo, solo puede hacer bien. Ese quizás es el principio básico de cualquier deporte colectivo, de una empresa, de un ejército o de una orquesta: todos cumplen una tarea para alcanzar la meta.

Consecuencias de la inobservancia a la ley de tránsito

EDITORIAL | 04:00 Manabí sigue siendo en el país una de las provincias con mayor protagonismo en cuanto a la incidencia de los accidentes de tránsito, de acuerdo a las estadísticas que se llevan a nivel nacional y provincial.

Más del “Moderno Vía Crucis”…

| 04:00 Recordándoles, generosos lectores, que el 25 de agosto que pasó en este espacio publiqué el “Moderno Vía Crucis” que un jubilado vive en su relación con el IESS respecto a su salud, a esto se adicionó lo siguiente: El mismo día de la publicación, en la tarde, luego de haberme “cernido”, por algún medio averiguaron el número de mi teléfono celular y se comunicó conmigo una dama funcionaria de la Dirección Nacional de Comunicación Social-IESS, respondiéndole yo que le agradecía la pronta respuesta y preocupación de la entidad mencionada por medio de su persona, expresándole que por procedimiento, lo que telefónicamente me solicitaba, lo haga por escrito a otro correo electrónico que yo uso para actividades que no son las periodísticas.