Jueves 29 Enero 2015 | ACTUALIZADO HACE: 14 minutos
DESTACADAS
Melvyn O. Herrera C.

Clemente Yerovi, el presidente que no se encariñó con el poder

Lunes 23 Marzo 2009 | 21:58

El 28 de marzo de 1966 Ecuador estaba al borde del caos: nueve días de paro, universidades al desaparecer, muertos, heridos y cientos de prisioneros era el saldo de la lucha del pueblo contra la dictadura militar. Con disturbios en casi todo el país, el Estado Mayor presionó a la Junta Militar que cesara en sus funciones.

Al día después, con la anuencia de altos oficiales del Ejército, en el Ministerio de Defensa, las fuerzas políticas y las cámaras de la producción designaron presidente provisional a don Clemente Yerovi Indaburu, quien juró la presidencia a la edad de 62 años. Yerovi se propuso tres metas: convocar a elecciones para que una Asamblea designe a su sucesor; reflotar la economía nacional; e irse del poder en cuanto se instale la Asamblea. Cumplió su propósito al pie de la letra. Aplicó medidas de choque por el peligroso desequilibrio fiscal, la pérdida de las reservas internacionales y el crecimiento inflacionario; reajustó el presupuesto del Estado y adoptó medidas monetarias correctivas; con éstas, Yerovi logró recuperar la economía y afirmar la estabilidad monetaria. El pueblo tomó con madurez la amarga medicina, porque la imagen del presidente daba confianza, lo que no había sucedido con las medidas de la Junta Militar, en conjunto, más benignas. Otra obra destacable, fueron las bases legales para la construcción del puente sobre el río Guayas. Una vez elegido el presidente de la Asamblea, Yerovi le envió su renuncia irrevocable y después de menos de 8 meses de ejercer la Presidencia de la República, manejando su automóvil particular regresó ese mismo día al Guayaquil de sus amores. "Goberné con las maletas hechas", confesó; además, "mientras tuvo lugar mi corta actuación al frente de los destinos de la Patria, todos los días sin faltar ninguno, me encomendaba a Dios pidiéndole 3 cosas: equivocarme lo menos posible; llegar a la Constituyente que era el mandato a cumplir; y finalmente, no tomarle cariño al Poder; creo que estos favores me fueron otorgados". Yerovi no pronunciaba fogosos discursos, “Eso se lo dejo para Velasco Ibarra y Arroyo del Río”, decía, y se recuerda que él no mostró preferencias por partido o político alguno; si éstos querían dinero para alguna obra, él recalcaba que estaba para cuidar el erario nacional y que no ofrecía lo que no podía cumplir. Yerovi nunca respondió a los ataques -que si existieron- y jamás insultó; él decía que tenía que trabajar, y así lo hacía. Cuando los políticos y buena parte del Ecuador le pidieron que prosiga en su gestión, respondió: “Mi palabra está por sobre todo; a mí me ofrecieron estar por meses y hay que dar ejemplo al país; hay que enseñarle a los políticos que se debe cumplir con la palabra”.

+ NOTICIAS

Del director distrital del MIES

Dr. Pavel Vásquez Aráuz | 04:00 Me dirijo a usted para solicitar una aclaración del reportaje publicado en El Diario, el martes 27 de enero del 2015 en la página 12A, el cual se titula Los asilos ya no acogerán internos.

El muñeco de nieve

Rosa Dalia Cevallos | 04:00 En Francia, donde se consagró el principio de libertad y desde donde se alumbraron los movimientos de independencia de las colonias, especialmente americanas, es particularmente espeluznante que en el siglo XXI reaparezcan líderes con claros objetivos expansionistas, cometiendo actos de barbarie medieval.

Umiña, portal de las culturas vivas de Manabí

Libertad Regalado E. | 04:00 Este es un proyecto que ha venido gestándose desde el 2013 en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, en el marco del Proyecto Prometeo “Las Literaturas de Manabí, liderado por Rut Román, con el apoyo de Esteban Ponce y el aval de Amalia Reyes, decana de la facultad. Ellos cuentan con la colaboración de los docentes: Alexis Cuzme, Annabell Alcívar y de los estudiantes Jéssica Andrade, Jenny Chóez, Darío Sánchez y Evelyn Intriago; todos ellos de forma sistemática han venido trabajado en la selección del material documental, fotográfico y escrito con el que nace la página.

Evitar las muertes maternas

Editorial El Diario | 04:00 El Ministerio de Salud Pública busca crear conciencia entre los ciudadanos sobre las formas de prevenir complicaciones graves que puedan amenazar a la salud de la madre y el hijo.

El Papa en Bahía de Caráquez

Alfonso Delgado González | 04:00 Todavía está en la mente de los ecuatorianos lo sucedido en 1985, cuando se realizó la visita oficial del Papa Juan Pablo II. Fue algo extraordinario para los católicos lo que quedó demostrado en sus recorridos por las principales ciudades del Ecuador, en donde se concentraron miles de personas, tal como sucedió en Quito, Guayaquil y Cuenca. Por entonces era presidente de la República el Ing. León Febres Cordero

Reflexiones necesarias

Diego C. Delgado Jara | 04:00 M editemos con serenidad y lógica: ¿Qué golpe de Estado en el mundo ha carecido de golpista? ¿No le reemplazó a Velasco Ibarra, en 1972, el Gral. Rodríguez Lara, y a éste, en 1976, los triunviros; y a Abdalá Bucaram Fabián Alarcón en 1997?

Colegios del mundo ib

Lenin E. Zamora Loor | 04:00 E s posible que al leer el título de este escrito se lo relacione con colegios de una comunidad mundial, por supuesto, se refiere a los colegios que ofertan el Programa del Diploma del Bachillerato internacional. Luego de exigentes procesos los colegios aplicantes a impartir los programas del IB obtienen la debida autorización, pasando a denominarse Colegios del Mundo del IB, otorgada por el OBI, cuya rectoría se encuentra en Suiza.

Criticar en las redes sociales no es delito

EDITORIAL EL DIARIO | 04:00 E l auge de las redes sociales las ha convertido en un medio masivo para expresar lo que las personas sienten y piensan. Por tal razón, muchas de esas opiniones pueden volverse polémicas o, en ocasiones, hacer que otros individuos se sientan afectados.

Jerarquía y organigrama

Eduardo Aráuz Fernández | 04:00 La base de una organización es definir con claridad la jerarquía de cada componente de la empresa. Es de suma importancia saber a quién se tiene que reportar y quiénes nos reportan. Hay que establecer la relación de mando y subordinación entre los componentes de una organización.