Actualizado hace: 6 horas 48 minutos
De otro modo
Por: Yuliana Marcillo

Sábado 14 Marzo 2020 | 11:00

“Moriré tarde o temprano de todos modos, pero nadie me quitará lo corrido.

 Hace unas semanas crucé el centro de la ciudad corriendo. Me tomó casi una hora el trayecto. He

contado antes que disfruto mucho de correr. Es una actividad que inicié hace unos tres años y que no he dejado de practicar. Me agrada mucho sentir el viento en el rostro mientras mi cuerpo se impulsa hacia adelante; correr es una forma –dirán que es un poco tonto– de ejercer el
optimismo. Siempre vas hacia adelante, con dolor, sudor, cayéndote y levantándote, literalmente.
Hace una semana crucé la ciudad en bicicleta: fue divertido y doloroso. Tengo una amiga que vive en Guayaquil y que el único medio de transporte que usa es su bicicleta. Va a todas partes en ella.
Se ha salvado de morir, por supuesto –hay mucha gente que no debería tener licencia de conducir–.
Es bueno, de vez en cuando, mirar a la ciudad de otro modo, y eso no lo consigues dentro de un vehículo. Y sobre todo ahora, que estamos en tiempos de vulnerabilidad.