Actualizado hace: 13 horas 9 minutos
Montecristi
Dueño de finca donde había supuesta pista de aterrizaje de avionetas, hallado inocente

La Fiscalía de Montecristi retira cargos contra el dueño de una finca que supuestamente tenía una pista para el aterrizaje de avionetas.

Miércoles 04 Diciembre 2019 | 15:04

Marcelo Aragundi fue vinculado a la investigación de un caso de narcotráfico por ser el dueño de una finca donde supuestamente había una pista clandestina, y en el juicio lo declararon inocente.
El abogado Marcelo Abad defendió a Aragundi, y manifestó que la Fiscalía de Montecristi tuvo que  retirar los cargos contra su cliente por falta de pruebas.
Aragundi fue procesado como cómplice a una investigación que la Fiscalía abrió en contra dos pilotos mexicanos que se estrellaron en la comunidad Río Bravo de Montecristi, mientras sobrevolaban una avioneta con una carga de droga.
Este accidente aéreo se registró el 10 de marzo de este año, cuando la nave se impactó contra un árbol ubicado frente a la finca de Aragundi.
Abad manifestó que en el juicio nunca se pudo corroborar de forma científica si la avioneta despegó o aterrizó de la finca de su cliente.
“Mi cliente tenía ocho meses que no iba a su finca porque se la había entregado a un agricultor para que siembre maíz. Pero el agricultor abrió un camino en medio sembrío para sacar el cultivo sin el consentimiento de mi cliente, por eso lo declararon inocente”, expresó Abad.
Por este hecho declararon culpables a  los mexicanos Abisahid Villalobos Martínez y Gustavo Lucio Ruedas. Ambos fueron condenados a 17 años y tres meses de cárcel junto con el agricultor, Manuel Pin Mantuano, quien estaba al cuidado de la finca.
>Explanada. La Policía de Manta siempre mantuvo la hipótesis de que la avioneta despegó de la finca  con droga, pero los peritos nunca lograron determinar si realmente ahí había una pista clandestina.
Un día antes del accidente aéreo hubo un aguacero en Río Bravo, y en el peritaje no se encontraron huellas o rastros del despegue de la nave.
“Entonces, como no había pruebas, el fiscal Carlos Piedra retiró la acusación contra mi defendido y los jueces tuvieron que ratificar su estado de inocencia”, expresó Abad.
El abogado dijo que en el juicio hubo varias contradicciones de los peritos al sostener que el camino ubicado en medio de la finca servía como pista de aterrizaje. “Un perito dijo que medía  900 metros de largo.  Otro experto sostuvo que la pista medía 700 metros, y el último técnico aseguró que el camino medía 1.300 metros. A la final nunca se pudo establecer si era o no una pista”, reiteró Abad.
El abogado sostuvo que en el juicio tampoco se pudo comprobar que su cliente tuvo contacto directo o comunicación con los pilotos.  
Marcelo Aragundi es un abogado que vive en Manta, y evitó hablar para la prensa porque está delicado de su salud. “Él ha tenido un decaimiento porque su dignidad ha sido pisoteada al ser vinculado a un caso de narcotráfico sin pruebas”, agregó. La finca sigue siendo resguardada por la Policía.