Actualizado hace: 10 horas 29 minutos
Ministra del Interior denuncia ataque a policías aparentemente por minería

Domingo 21 Julio 2019 | 10:37

La ministra ecuatoriana del Interior, María Paula Romo, denunció ayer, sábado 19 de julio de 2019, un ataque a policías en el sur del país, que podría estar relacionado con temas sobre la minería.

"Incidentes violentos en la zona de Río Blanco, Azuay. Un grupo de anti mineros habría atacado un patrullero que hacía un recorrido regular por la zona. Pretextos para la violencia", escribió Romo en su perfil de la red social Twitter.
Añadió: "servidores policiales agredidos, ventanas y llantas destrozados".
Ni Romo ni la Policía han informado públicamente sobre si el suceso en la zona de Río Blanco dejó como resultado personas heridas.
En la red social, la ministra colgó un vídeo en el que, se muestra cómo "escapan luego del ataque" varias personas a bordo de un vehículo, algunas de ellas tapadas el rostro.
En el vídeo se ve un camión con más de cinco personas en el cajón que avanza veloz sobre un camino de tierra.
En otro mensaje en Twitter dirigido al alcalde de la ciudad andina de Cuenca, Pedro Palacios, y al gobernador de la provincia del Azuay, Xavier Martínez, la ministra solicita respaldo.
"Estimadas autoridades (...) contamos con su respaldo a la Policía Ecuador tal como lo anunciaron esta semana al discutir la seguridad de la ciudad y provincia", escribió Romo y añadió "cuenten también con todo el respaldo desde las instituciones nacionales".
En otro trino, la ministra del Interior publicó fotografías que consideró "algunas evidencias del comportamiento de los antisociales hoy en la zona de Río Blanco".
"No importa cómo se denomine, la violencia no tiene justificación ni puede tolerarse", anotó en el trino en el que adjuntó dos fotografías.
En una de las gráficas se aprecia un patrullero de la Policía atravesado en un camino de segundo orden con los vidrios de las ventanas rotos y los neumáticos dañados.
En la segunda fotografía se observa el interior del vehículo con el parabrisas roto, cristales en los asientos y grandes piedras con las que aparentemente se agredió al automotor.
En las últimas semanas, los temas mineros han estado en primera plana en la agenda del Gobierno que, el pasado 1 de julio, declaró un estado de excepción, por 60 días, en la zona de Buenos Aires, de la provincia andina de Imbabura (norte), ante varios actos violentos entre bandas que pretendían controlar la minería ilegal en la región.
El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, mediante un decreto ejecutivo, declaró el estado de excepción "por grave conmoción interna en la parroquia La Merced de Buenos Aires, del cantón Urcuquí de la provincia de Imbabura, por los constantes hechos de violencia registrados".
Las autoridades desarmaron las instalaciones de la minería ilegal en la zona y miles de personas, varios de ellos venezolanos y colombianos, salieron del lugar. EFE