Actualizado hace: 28 minutos
Que paguen las industrias
Por: Leonardo Cevallos

Jueves 07 Marzo 2019 | 11:00

Casi todos los candidatos a la alcaldía prometen una planta de tratamiento para acabar con la contaminación, pero se olvidan (o se hacen los olvidados) de que construir una planta lleva mínimo cuatro años, entre estudios, financiamiento y ejecución de obra. 
Es decir que pueden terminar su período y no culminarán la obra.
El problema mayor es el alto contenido de cloruro (salinidad) en las aguas residuales generado por las industrias. Si esto no ocurriera, las lagunas funcionarían normalmente y no habría tanta contaminación.  
Entonces, pregunto yo, si son las empresas las del problema, ¿por qué la ciudad debe financiar una planta de tratamiento costosa (al menos 50 millones de dólares) para limpiar sus aguas?, ¿por qué no la financian ellos? Además Manta no requiere una planta de tratamiento cualquiera, sino una que trate al menos tres tipos de aguas residuales. Debido a eso se cayó la licitación de la planta que quería construir la refinería. Así que no coma cuento. No es cualquier planta.