Actualizado hace: 1 hora
El cerco de la vergüenza
Por: Gabriel Pazmiño

Domingo 10 Febrero 2019 | 11:00

En la época de la Guerra Fría, la ciudad de Alemania, Berlín, fue dividida en dos partes por un extenso  cerco  llamado El Muro de Berlín. La opinión pública, en cambio, lo llamó El Muro de la Vergüenza porque separaba a los ciudadanos y familiares de una misma tierra.  En 1989 el pueblo se levantó y lo derribó. 
Hoy en el cantón Jaramijó, de Manabí, vemos un cerco metálico de unos 200 metros de largo por metro y medio de alto, que el gobierno del presidente Lenín Moreno levantó para dividir a varias familias de un mismo plan habitacional. Separó las 228 casas construidas durante el gobierno de Rafael Correa, de las 386 que él entregó recientemente en el cantón. Ese cerco hoy es una vergüenza nacional porque discrimina e indigna, y me provoca vomitar. Los niños de las primeras casas deben treparlo, poniendo sus vidas en peligro, para poder acceder a los columpios que sí tienen las nuevas viviendas. Ese es ahora El Muro de Lenín. Humillante. Hoy solo espero que la sociedad se levante y lo derribe.