Actualizado hace: 51 minutos
¡Viva Manta!
Por: Nancy Vélez

Lunes 05 Noviembre 2018 | 11:00

Manta tiene todo para ser una ciudad de progreso. La belleza de sus playas son postales que enamoran. Su comida es un manjar que seduce. Su gente es hospitalaria, amable, trabajadora, de esas que no se dan por vencida a la primera.
Su historia muestra que el crecimiento ha ido en espiral, y aunque por momentos parece estancarse, el amor de los suyos hace que esta ciudad se levante.
Manta no tiene nada que envidiarle a ninguna otra urbe del mundo. Pues son raras las ciudades perfectas. Hay inseguridad, sí, como en cualquier parte del planeta. Hay precios altos, sí, por la falta de control de sus autoridades y la viveza de unos cuantos.
Que sus calles no son las mejores es verdad, pero de a poco los trabajos que se realizan la dejarán expedita para la movilización. 
En Manta está todo cerca: el mercado, las iglesias, los parques, los lugares turísticos, la comida, los centros comerciales, etc. Manta es como una gaviota que vuela libre, que atrae, que encanta, que cautiva.