Actualizado hace: 17 minutos
Manta
Un celular los delata

Presunta banda delictiva dedicada a robar en Manta cayó en Jaramijó.

Lunes 10 Septiembre 2018 | 11:00

El robo de 700 dólares fue casi perfecto, pero dejar olvidado un celular  delató a una presunta banda delictiva.
Cuatro hombres armados llegaron a asaltar a un comerciante en el barrio 15 de Septiembre y mientras le quitaban un bolso, donde guardaba el dinero, a uno de los delincuentes se le cayó el celular. 
El equipo fue entregado a la Policía, y durante una investigación de 90 minutos los agentes dieron con los cuatro asaltantes. 
Los implicados cayeron en el cantón Jaramijó, en dos allanamientos y una persecución organizada por los policías comunitarios del circuito Miraflores. 
Los sospechosos son acusados por la Policía de asalto, usando una camioneta doble cabina blanca para aquello. Además están vinculados de integrar una supuesta banda delictiva dedicaba a robar celulares, carteras, tabletas, cadenas y pulseras.  
El parte de la Policía revela que los detenidos son Juan G., Deriam M. y los hermanos Fernando y Ángel G. Uno de ellos registra antecedentes penales. 
 
>Asalto. Los policías manifestaron que la captura de la presunta organización fue realizada cuando recibieron una denuncia sobre el asalto registrado en el barrio 15 Septiembre, cerca de la recicladora “El Chivo”. 
A la víctima se le llevaron un bolso con documentos personales, facturas, ropa y  los 700 dólares. 
La víctima denunció que fue interceptada por los delincuentes armados y luego estos huyeron en una camioneta blanca tomando la vía Interbarrial, pero antes de escapar, a uno de los sospechosos se le cayó el teléfono y no se dio cuenta que lo dejó abandonado.
El equipo fue entregado a la Policía y luego de una investigación dieron con el paradero de su propietario en Jaramijó.  
Los uniformados acudieron a la casa de Juan G. a entregarle el teléfono y en ese momento él se vio acorralado y aceptó que participó en el asalto junto a Deriam M. y los hermanos  Fernando y Ángel G., dice el parte de la  Policía. 
Durante la investigación, Juan G. también reveló que el bolso con los documentos de la víctima habían sido arrojados en la vía que une La Pradera con Costa Azul, mientras que los 700 dólares se los habían repartido entre los cuatro sospechosos. Luego la Policía organizó un operativo y capturó en una persecución a los hermanos  Fernando y Ángel G., cuando circulaban por el centro de Jaramijó en una camioneta blanca. A los procesados les incautaron dos celulares y cinco chips. Después la Policía allanó la casa de Deriam M., donde incautaron otro celular. Todos quedaron con prisión preventiva.