Actualizado hace: 19 minutos
Manta
En riesgo la fábrica El Café

Una de las dos plantas que mantiene esta fábrica no está produciendo.

Lunes 10 Septiembre 2018 | 11:00

El Café está contra las cuerdas por los altos costos de servicios y la competencia  internacional.
Desde hace más de un mes ha bajado su producción porque las ventas se han reducido. 
La planta de café liofilizado fue paralizada, y es posible  que la de café atomizado a medidos de este mes entre a operar con un solo turno de los tres que siguen funcionando. Así lo dijo Bernardo Arosemena, gerente de esta compañía del Grupo Noboa, que tiene 41 años operando en Montecristi.   
“Si las ventas continúan bajando, la producción irá bajando porque no producimos para guardar. Esto obligaría a hacer ajustes de personal”, dijo. 
Esta fábrica cuenta con 506 trabajadores. 
El problema se origina porque  existen altos costos en dólares de ciertos servicios de producción, cuando se comparan con los de otros países productores de café soluble (Vietnam, Brasil, Colombia, India y otros). “Sin embargo, el gobierno no hace nada en temas de tarifas eléctricas, agua, transporte y uso de puertos”, manifestó.
 
>Esperan apoyo.  La fábrica se  abastece de agua a través de tanqueros para cubrir la producción.
El Municipio de Montecristi se ha negado en abastecerlos de agua cruda, a precios lógicos-competitivos internacionalmente, agregó.
En la dirección Jurídica del municipio se indicó que no se ha negado la posibilidad de  este servicio. Los ejecutivos de El Café hicieron una oferta inferior que no se ajusta a la realidad operativa de la red de agua cruda, se señala. No se especificaron los montos.
El Café dice que en electricidad  tienen egresos adicionales a USD 900 mil dólares más por año,  por el incremento del kilovatio a ocho centavos de dólares cuando antes estaba a seis.
Arosemena señaló, además, que pagan más del doble en combustible de lo que cancelan los sectores pesquero y camaronero. “En Montecristi gastamos casi USD 4 millones adicionales por año”, indicó.  Sobre los costos de transporte representan  medio millón más por año, porque se han triplicado en menos de cuatro años.
“Esperamos poder arrancar en un 100 % en Montecristi, algún mes cercano, de contar con el reflexivo y sensato apoyo gubernamental en materia eléctrica y agua”, dijo Arosemena. 
Añadió que seguirán abasteciendo el mercado local sin interrupciones con las marcas Sí Café y Pres2. 
“Nuestros clientes externos, que nos han comprado producto para entregar hasta diciembre, van a ser satisfechos en un 100% (tenemos el stock producido para ellos)”, dijo.
El Café desde el año pasado cerró su fábrica en Guayaquil, donde se despidió a 600 personas.
 
>Reclamo. Arosemena señaló que el Municipio de Manta le expropió a El Café un terreno, donde funciona ahora la zona comercial Nuevo Tarqui, y no le paga aún los USD 4 millones.  
En el municipio se dijo que este proceso es de Ecuador Estratégico, que es parte del gobierno.