Actualizado hace: 15 minutos
Vigilia en la calle por familiares

Familiares de pacientes internados en clínica duermen en una vereda.

Miércoles 13 Junio 2018 | 11:00

Una vereda se ha convertido en la sala de espera para algunas personas que tienen familiares internados en la Clínica del Sol.  

Desde hace varios días ellos se han apostado en la acera mientras esperan alguna noticia médica de sus parientes.
Usan colchones y sábanas que han amarrado hasta formar una especie de covacha donde se protegen del sol y del frío por la noche.  
Mónica Ganchozo, una de ellas, contó que lleva ocho días en el sitio. Desde allí espera cada noticia que le dan los médicos sobre la salud de su madre, quien se recupera tras de ser atropellada en el cantón Bolívar. 
Ana Cruz lleva 15 días en el lugar, esperando que su hija se recupere del cólico renal que le complicó la salud y por lo cual fue internada. 
Durante ese tiempo, Cruz ha pasado cada tarde en la covacha. Por las noches se ha marchado a casa para descansar, y ya por la mañana retorna al mismo lugar. 
Ena Cusme también espera en la vereda la recuperación de su hijo, quien nació hace una semana. Ella fue dada de alta tras el parto, pero su bebé se quedó internado porque nació con problemas respiratorios. Cusme es de Chone, y no está dispuesta a marcharse hasta no llevarse consigo a su hijo. Hasta eso, ella seguirá pasando la tarde y noche sobre una colchoneta de plaza  y media. 
 
Se justifican. Las tres mujeres reconocen que están ocupando la vía pública, pero piden a las autoridades que las entiendan, ya que no tienen el dinero para quedarse en un hotel, por ejemplo. 
“No estamos aquí para quedarnos viviendo, estamos solo a la espera de que nuestros familiares se recuperen para marcharnos a nuestras tierras”, manifestó Mónica Ganchozo.
Se buscó conocer si en la clínica existía o no algún espacio para la espera de los familiares internados allí, pero en dicha casa de salud se informó que la persona responsable para emitir una opinión llegaba en 15 días.