Actualizado hace: 24 minutos
Negociado en taxímetros
Por: Carlos García

Miércoles 06 Junio 2018 | 11:00

Los equipos que vendieron dos o tres empresas para los taxis, definitivamente no se usan y muchos no sirven.
El objetivo real nunca se cumplió. Obligaron a los taxistas a comprar un taxímetro, que se daña a cada rato, se desprograman o no se usa.
Las autoridades de tránsito tienen mucho que ver en este negociado que se hizo. 
Una vez que obligaron a los taxistas a comprar los equipos, nunca más realizaron operativos para exigir su uso. Y los taxistas quedaron gastados, y los pasajeros siguen afectados por el abuso de ciertos conductores. Estas empresas siguen cobrando de 6 a 10 dólares por “reparar” cada vez y cuando los daños que se presentan o reprogramación que se les ha hecho costumbre. Los mismo dirigentes del taxismo son responsables, pues acordaron con esas empresas la instalación de equipos sin garantías o de muy mala calidad. 
Qué recibieron estos dirigentes, es la pregunta. Qué recibieron esas autoridades que aprobaron el uso obligatorio del taxímetro, a sabiendas que el proceso metido en la ley era inaplicable y menos con equipos malos. Miles de dólares están en juego y los dueños de taxis y pasajeros siguen pagando las consecuencias.