Actualizado hace: 11 minutos
Investigación
El acueducto de la Refinería sirve en menos de un 30%

Acueducto de la refinería apenas presta un servicio del 21%. la obra costó 334 millones de dólares.

Martes 22 Mayo 2018 | 16:01

El acueducto del proyecto Refinería de Manabí fue hecho para transportar 144 mil metros cúbicos (m3) de agua por día, pero 17 meses después de su inauguración apenas entrega 30.400.
En otras palabras: la obra que al país le costó 334 millones de dólares solo presta un servicio actual del 21%. El 79% restante debería completarse con la operatividad de la petroquímica, pero como esta no existe entonces no hay manera de aprovechar el 100%. 
El porcentaje podría ser mayor porque hay un volumen de agua que se está lanzando por un río que nace al pie del extenso terreno donde se pretende levantar la megaobra, pero se desconoce la cantidad porque la Refinería de Manabí no respondió esta inquietud.   
Lo oficial hasta el momento es que los 30.400 m3 de agua cruda llegan a Manta, Jaramijó y Montecristi. 
Sus municipios la toman, potabilizan y luego entregan a los barrios. 
Ellos podrían aprovechar y tomar más líquido del acueducto, pero no pueden porque sus capacidades para potabilizar el agua son limitadas.     
En diciembre de 2016, el entonces vicepresidente del Ecuador, Jorge Glas inauguró el acueducto anunciando que los más beneficiados serían las poblaciones de los tres cantones. 
Esto por cuanto se ofreció para ellos más del 33% del agua cruda que recorrería el acueducto: 30 mil (m3) para Manta, 7.200 (m3) a Jaramijó y 10.800 (m3) para Montecristi, según consta en el portal web del proyecto Refinería de Manabí. Es decir, 48 mil (m3) de los 144 mil en total que pasarían a diario por el sistema. 
Los municipios estaban obligados a construir plantas potabilizadoras para tomar lo ofrecido. Sin embargo, a casi año y medio de haberse inaugurado el acueducto, no se ha aprovechado ni lo uno ni lo otro.
Colorado. Para Manta fue más rápido y sencillo tomar el agua del acueducto porque tenía ya la planta Colorado. Así fue como lo hizo desde diciembre de 2016, pero no con toda la cantidad ofrecida por la Refinería. 
Mediante correo electrónico la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM) informó que actualmente solo están potabilizando hasta 22 mil metros cúbicos de agua cruda por día. 
Esto debido a que, explicó la EPAM, se requieren hacer mejoras en la planta para poder tratar ese tipo de agua, pues su calidad es diferente a las características con la que se diseñó la estación. Por esa razón no se logra aprovechar los otros 8 mil m3 de agua cruda. 
Además de eso, recordó la empresa de agua, la planta solo tiene capacidad para potabilizar 25 mil m3 diarios. Una cifra que se la proyectó considerando desde un principio que la planta serviría para potabilizar el agua proveniente desde la estación Caza Lagarto, en el cantón Santa Ana, y no de la Refinería.   
El acueducto tiene 94 kilómetros de largo. Nace en la represa La Esperanza, en el cantón Bolívar, y termina en la comuna El Aromo, de Manta, donde está el terreno en el que se prevé levantar el proyecto algún momento. Un área adecentada por casi 300 millones de dólares, donde no se permite el acceso al público ni a la prensa. 
La ejecución del acueducto estuvo a cargo de Odebrecht, la empresa brasileña acusada en el país de entregar dinero a funcionarios y autoridades a cambio de obtener contratos millonarios para la construcción de megaobras. 
Casos similares. Montecristi inauguró su planta en octubre del año pasado y Jaramijó recién en abril de este año. En ambos casos con sistemas incompletos que apenas les permite potabilizar menos de la mitad del agua que se les ofreció. 
La planta de Jaramijó fue construida con una capacidad de potabilizar los 7.200 metros cúbicos de agua cruda que le ofrece el acueducto, pero hasta el momento no ha logrado hacerlo por la falta de una línea de conducción valorada en aproximadamente 600 mil dólares. 
Cristóbal Solórzano, jefe de operaciones de la empresa pública de agua potable y alcantarillado de ese cantón, Hidrojar, reveló que apenas están potabilizando máximo 3 mil metros cúbicos diarios (4.200 menos).
Montecristi. Gonzalo Mero, habitante de la comuna Bajos de La Palma de Montecristi, creyó que con la inauguración de la planta potabilizadora al fin tendría agua en casa todos los días. Siete meses después de aquel evento, reconoce que se equivocó porque no recibe el servicio. 
La planta costó 2,8 millones de dólares y se la hizo con el mismo fin: aprovechar los 10.800 metros cúbicos de agua cruda.  
Sin embargo, durante todo este tiempo solo ha podido tratar 5.400 metros cúbicos (la mitad) porque la ciudad también carece de redes para distribuir más líquido. 
Richard Quijije, alcalde de Montecristi, adelantó que máximo en este mes contratarán la instalación de tres sistemas que permitirán aprovechar el resto de agua cruda del acueducto. 
Al final del día, los tres cantones terminan usando solo 30.400 metros cúbicos de agua cruda de los 48 mil ofrecidos. Así es como un sistema hecho con cientos de millones de dólares, que debería transportar 144 mil m3 de agua por día, apenas presta utilidad del 21%. 
Una preocupación. Quijije dice que hay un tema que le preocupa:  pagar la energía de lo que representa bombear el agua cruda por los 94 kilómetros del acueducto desde el cantón Bolívar, si es que finalmente el Gobierno Nacional decide no construir la Refinería. 
“Nosotros los municipios no estamos pagando ni un centavo por toda el agua que se bombea y recibimos por el acueducto. Eso tiene un alto costo que los tres municipios no podrían asumirlo en caso de que la Refinería no vaya”, dijo el Alcalde. 
Dicho de otra manera y a criterio de Quijije: los tres cantones quedarían sin el agua cruda por no tener el dinero para cubrir aquella transportación o bombeo. Un gasto que  hoy lo asume el Gobierno central.