Actualizado hace: 6 minutos
Licencias regaladas
Por: Carlos García

Miércoles 16 Mayo 2018 | 11:00

Desde siempre los organismos que emiten las licencias de conducir han tenido cuestionamientos; sin embargo, hasta el momento poco o nada se hace para controlarlos y exigirles poner fin al negociado. No solo es corrupción, sino también jugar con la vida de los demás. Cuando un organismo certifica que un ciudadano está apto para conducir, debe hacerse responsable de las consecuencias. 
Esas consecuencias también deben incluir a la escuela de conducción que dio el curso.
Debe haber algún tipo de responsabilidad que recaiga contra estos funcionarios y contra los administradores de las escuelas de conducción, para que se vean obligados a mejorar y dar licencias y certificados a quienes realmente hagan un curso y aprueben exámenes de todo tipo con exigencias internacionales. 
Desde siempre existieron escuelas de conducción que te venden licencias o que con diez clases prácticas ya te certifican. La ley debe cambiar. No más muertes en las vías, no más inocentes caídos en las carreteras por culpa de choferes sin capacitación.